{title}

¿Un hombre menos fuerte? Por qué es necesaria la portada de Harry Styles en Vogue

Por Amanda Gallardo Álvarez

A veces tengo la sensación de que Harry Styles va varios pasos más adelante que muchas personas, sobre todo en lo que tiene que ver con la libertad de ser él mismo.

Eso quedó súper claro hace unos días atrás cuando se transformó en el primer hombre en solitario que fue portada Vogue USA. 

Resulta que es esa portada la que provocó una polémica en redes. Todo porque varios famosos salieron en defensa de las fotos de Harry Styles, luego de que en Twitter una escritora llamada Candace Owens -conservadora y crítica del Black Lives Matter- publicara:

Ninguna sociedad puede sobrevivir sin hombres fuertes. El este lo sabe. En el oeste, la feminización constante de nuestros hombres al mismo tiempo que se enseña el marxismo a nuestros hijos no es una coincidencia. Es un ataque directo. Traigan de vuelta a los hombres varoniles«.

Tweet al que respondieron personas como Olivia Wilde -la directora de la próxima película en la que actuará Styles- defendiendo al británico de 26 años.

¿Quién determinó qué la ropa te hace más o menos masculino?

Que el vestido es de mujeres y los pantalones de hombres no es algo tan antiguo como imaginas. Porque desde las culturas más antiguas el uso de la falda era habitual.

Y en las culturas indígenas de todo el mundo era normal el uso de taparrabos, faldas de fibra vegetal túnicas y telas, que cumplían la función de tapar partes estratégicas del cuerpo.

Qué hablar de la cultura occidental: egipcios, griegos, romanos y aztecas llevaban túnicas, togas y faldas, más fáciles de confeccionar y usar.

Recién en el siglo XIV se empezó a diferenciar la moda masculina de la femenina, pero más que una diferenciación por género, la ropa mostraba diferencias en la jerarquía social.

Una muestra de eso es la manera en la que hombres usaban encajes, sedas, calzado con tacón, maquillaje para mostrar su estatus social. Y la manera en la que tenían de mostrar el papel «minoritario» de las mujeres en la sociedad, era obligarlas al uso del corset, que transformaban la movilidad femenina casi en una cárcel.

Fue recién en el siglo XIX cuando el pantalón se transforma en un atuendo plenamente masculino, que fue negado a las mujeres durante muchos años. Pese a que su origen se remonta a más de 2600 años, en plena cultura celta.

Porque el mismo siglo XIX una especie de bombacho, que les permitía montar a caballo con mayor comodidad, fue la única manera en que una mujer podía usar pantalones. Prenda que empezó a masificarse entre nosotras recién durante la Segunda Guerra Mundial, cuando las mujeres deben trabajar en las fábricas.

Entonces: Si Harry Styles o cualquiera quiere usar falda o vestido… ¿No es algo totalmente legítimo?.¿Acaso la ropa no es debe ser una forma de expresión libre sobre lo que soy y cómo me siento?.