{title}

El otro daño «invisible» de la pandemia: Está llenando nuestros océanos de más contaminación

Por Joel Díaz

Sin lugar a dudas, el principal efecto devastador de la pandemia de coronavirus ha sido la cantidad de pérdidas humanas.

Más de dos millones de personas han muerto este 2020 a causa del Covid-19 en el mundo. Y más de 16 mil chilenos han perdido la vida.

Pero esta no ha sido su única consecuencia. La salud mental, la economía y la vida social, entre muchos otros ámbitos, se han visto fuertemente afectados.

Pero hay otros costos, mucho más “invisibles”, aunque no menos importantes.

Por ejemplo, la contaminación, en especial de los océanos.

Y es que, según la ONG OceansAsia, este año la pandemia llevó cerca de 1.560 millones de mascarillas al mar.

La contaminación es tremenda porque supone un extra de más de 5 mil toneladas adicionales al plástico que año a año, ya se arrojaba a los océanos.

Por otro lado, desde la ONU afirman que el 75% del plástico producido en forma de mascarillas, guantes y botellas de desinfectantes para manos llegarán a vertederos y mares. Lo que es una verdadera tragedia oculta que nos dejará la pandemia.

Esto ya que el tipo de plástico del que se hacen la gran mayoría de estos productos tardarán hasta 450 años en descomponerse, recién, en microplásticos. 

Por lo tanto, el efecto en términos ambientales tendrá un impacto nocivo en la vida silvestre marina y, por ende, también en el hombre a corto y largo plazo.

De acuerdo al informe de OceansAsia replicado por La Tercera, “la contaminación por plástico mata a unos 100 mil mamíferos marinos y tortugas por año, a más de un millón de aves marinas y a un número aún mayor de peces e invertebrados”.