{title}

Expertos entregan recomendaciones para la «temporada» de arañas y murciélagos

Por Joel Díaz

Hace poquito, las redes sociales se inundaron con imágenes y videos de polillas, en lo que parecía ser una “plaga”.

Pero esto no pasó a mayores. Además que las polillas no le hacen mal a nadie y de hecho es todo lo contrario, son súper importantes y necesarias en nuestro ecosistema.

Pero en realidad, el caso es distinto con las arañas y los murciélagos, que sí pueden llegar a ser más peligrosos.

Y con el calor, y la próxima llegada del verano, ambos aparecen mucho más en nuestras casas. Por lo mismo, te contamos los consejos que entregan los expertos.

Lo primero es diferenciar a los ejemplares peligrosos, porque no se puede llegar y matar a estos animales. Por ejemplo, no es lo mismo una araña tigre, que una araña de rincón.

En cuanto a las temidas arañas de rincón, se recomienda mantener las casas ventiladas y realizar una limpieza profunda sobre todo en los rincones ya que ellas habitan principalmente allí.

Además:

– Se debe aspirar todos los días la casa o por lo menos hacer un día a la semana aseo profundo en donde removamos todos los muebles.

– Cuando se hace aseo profundo, es recomendable usar zapatos adecuados y guantes, porque al remover las cosas la araña arranca.

– A la araña de rincón generalmente no le gusta la luz, entonces si la encendemos y hacemos ruido la araña se va.

– La ropa guardada hace mucho tiempo hay que sacudirla antes de usarla.

Si nada de esto funciona y tienes la maña suerte de ser picado, te contamos que los síntomas son: hinchazón, pulsación, aparición de una especie de moretón que podría llegar a la necrosis.

La recomendación es aplicar hielo, en lo posible llevar la araña para que no hayan dudas de qué tipo es y acudir rápidamente a un centro de urgencias.


¿Y en el caso de los murciélagos?

En el caso de los murciélagos, la autoridad asegura que lo importante es detectar si se trata de uno que tenga un comportamiento agresivo o errático, porque esto podría ser sospecha de rabia.

En este caso, se debe poner en alguna caja y llevarlo al Instituto de Salud Pública (ISP).

Esto porque así, los expertos podrán determinar si existe o no una plaga y en ese caso, vacunar, por ejemplo, a perros y gatos. Por esta razón, es que además insistieron en la tenencia responsable, la que implica la vacunación de las mascotas.