{title}

El Coronavirus estancaría los avances de género según la ONU

Por Amanda Gallardo Álvarez

¿Sabías que según Naciones Unidas ha profundizado aún más la desigualdades sociales, étnicas y también los avances en paridad de género?

Esa fue una de las conclusiones del informe de la ONU «El mundo de las Mujeres 2020» que se hace cada cinco años y que en esta oportunidad se realiza en medio de la pandemia.

Aunque destacaron el progreso en áreas como la educación, el matrimonio prematuro y la reducción de la mortalidad infantil, sí presentaron un estancamiento en otras áreas.

Según la jefa de la Sección de Estadísticas Sociales y de Género de la ONU, Francesca Grum, «La violencia contra la mujer continúa siendo un tema de preocupación mundial».

Eso sí, pese a que el documento muestra que un tercio de las mujeres han sufrido violencia física o sexual por parte de sus parejas, la aceptación de la violencia por parte de las mujeres se redujo en al menos el 75% de los países analizados.

Aunque es notoria la disminución de la violencia contra la mujer desde 2005, no dejan de destacar que en promedio 137 mujeres al día son asesinadas por algún miembro de su familia.

El lento avance de la paridad

Nuevamente sale a la luz un tema que se ha estado discutiendo por bastante tiempo: tienen que haber más mujeres en puestos «prominentes y de toma de decisiones».

Una de las claves eso sí, para que la participación de las mujeres aumente en este aspecto, es la aplicación de cuotas de género.

A nivel mundial si hacemos la comparativa con 1995, actualmente hay un 25% de participación parlamentaria. Ejemplo notable de esto es el nuevo parlamento de la primera ministra reelecta de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, que más de la mitad está compuesto por mujeres.

En Chile, el pasado 20 de marzo fue promulgada la ley que asegura paridad de género en el proceso constituyente. Esto convertiría a Chile en el primer país del mundo en tener una convención constituyente paritaria.

Otro dato importante: según el Mapa de poder y género en Chile hecho por el PNUD, sí aumenta la participación de la mujer en el ámbito público, pasando de un 12 a 26 por ciento en política. Pero en el ámbito económico, hubo un aumento sólo del 3 al 9%.

Eso sí, Grum sigue destacando que en el ámbito de las labores domésticas, «principalmente recae sobre los hombros de las mujeres», haciendo que reflote también la repartición igualitaria de los roles en el mundo público, como también en la intimidad de la vida.

¿Qué opinas sobre estos resultados? ¿Será realmente la pandemia la culpable del estancamiento en alcanzar la paridad de género?