{title}

Alemania castigará a quienes acosen fotografiando bajo la falda de una mujer

Por Amanda Gallardo Álvarez

¿Te suena el término «Upskirting»? Es probable que dicho de esa forma se complique un poco, pero esta palabra define a grabar y sacar fotografías bajo la falda de las mujeres.

Y es sobre esto que te quiero hablar, porque en Alemania podrían sancionar con multas y hasta dos años de cárcel este tipo de acoso en específico.

Con este cambio, según medios locales, el parlamento alemán, busca enfrentar el uso de imágenes sin consentimiento, ya sea de manera privada o pública, como por ejemplo en redes sociales.

¿Qué se ha hecho en Chile?

Aunque desde el año 2019 tenemos la «Ley de Acoso Callejero» que castiga con multas y hasta cárcel a quienes en lugares públicos y sin el consentimiento de la víctima, comentan un acto de significación sexual capaz de provocar una situación objetivamente intimidatoria.

Así, esta norma castiga a capten, graben, filmen o fotografíen “imágenes, videos o cualquier registro audiovisual, de los genitales u otra parte íntima del cuerpo de otra persona con fines de significación sexual y sin su consentimiento”.

¿Pero qué pasa con la difusión de imágenes?

Eso es lo que se está tratando de resolver con la presentación de la llamada «Ley Pack» en 2018. Iniciativa que se encuentra actualmente en su segundo trámite constitucional, en la comisión de Constitución del Senado y que por lo demás, se encuentra sin urgencia.

Lo que quiere decir que faltan algunos pasos para su aprobación. Pero… ¿Qué resolvería esta propuesta? 

Busca castigar a quienes difundan sin el consentimiento de la otra persona, imágenes, grabaciones audiovisuales o sólo de audio a través de cualquier medio, con penas como reclusión menor en su grado medio (entre 541 días a tres años y un día) y una multa que podrá variar entre 50 a 500 unidades tributarias mensuales. 

Una ley que es necesaria si tomamos cifras como estas: entre enero de 2017 y octubre de 2018, se registró un 17% de hombres fueron víctimas de este tipo de conductas, mientras que un 83% fueron mujeres.