desafinado

10 febrero, 2017

El pobre Carlos Vives se las sufrió todas en el Festival de Talca