{title}

Encuesta confirma que profesoras podrían ser una de las más perjudicadas por la emergencia sanitaria

Por Amanda Gallardo Álvarez

Aunque quizás ya nos acostumbramos a hablar del teletrabajo como algo que es parte de nuestra vida cotidiana. Por eso es que no es raro que ya estén investigando cómo nos impacta en diferentes aspectos, uno de ellos, la salud mental.

Pero una de los que más han sentido el impacto de este nuevo son los profesores.Tal como lo reveló una encuesta hecha por Fundación Chile a más de 2 mil docentes del país.

Los resultados muestran que 57% de los docentes se encuentra en estado extremo de desgaste y próximos al burnout, que es el síndrome emocional relacionado con el estrés, depresión y ansiedad. En tanto el 20% está en vías de llegar a estados extremos de desgaste.

Las profesoras pueden llegar a ser las más afectadas

Además, las mujeres reportaron mayores niveles de agotamiento que los hombres. En el caso de las docentes su desgaste extremos es 14% más que el masculino.

A raíz de esto es que nos preguntamos, además de los profesionales de la salud, ¿Cuáles podrían ser los más afectados por la pandemia en el mundo laboral?.

Según el psicólogo de la Universidad de Playa Ancha (UPLA), doctor Octavio Poblete Christie, los docentes podrían ubicarse entre los más afectados, sobre todo las profesoras. 

Entre los motivos no sólo está el exceso de carga laboral, también el tener que responder a sus jefes, las necesidades de los padres, de los estudiantes. También cuenta la pérdida de los horarios, que provoca incertidumbre, además  el tener que adquirir de forma urgente nuevos conocimientos para realizar clases virtuales.

Problemas que se agudizan para las mujeres -que además componen el 70% de los docentes del país- que realizan esta labor. Según el académico la culpa es un factor clave:

“Es muy complicado para la mujer profesora, porque se pone en juego otro parámetro súper patriarcal, que es que la mujer tiene que ser la hiper madre. Entonces, si digo que “no”, me siento culpable, o me puedo llegar a sentir culpable si no tengo ciertas claridades en el manejo de los límites, claridades que también tienen que ver con la cultura en la que vivimos, donde se le dan roles?que, sin embargo, pueden ser compartidos entre los diferentes adultos que están en la familia”.

¿De qué manera podemos apoyar a nuestras docentes?

Según Octavio Poblete, una buena opción es crear espacios de contención en los establecimientos, entregando el apoyo emocional suficiente para motivar a las y los profesores.

Y en el caso particular de las profesoras el psicólogo sugiere la creación y resguardo de espacios y tiempos de autocuidado en casa, estableciendo una rutina y horarios para ello. Es decir, organizar sus actividades diarias, para hacer cosas que las relajen, que las entretengan y que las reconforten.

Porque la desconexión del trabajo, no lo olvides es un derecho.