{title}

Elicura Chihuailaf es el primer poeta mapuche Premio Nacional de Literatura

Por Amanda Gallardo Álvarez

«La palabra de nuestros antepasados habita en mi, intento hacer dialogar con mi espíritu y corazón de mapuche porque creo que es necesaria una pluriculturalidad, es el camino que hoy hay que tomar, en un momento tan tremendo que vive el mundo, en el que la naturaleza nos ha dado una dura advertencia».

Esas fueron las palabras dichas por Elicura Chihuailaf de 68 años, el primer poeta mapuche en recibir el Premio Nacional de Literatura, quien ganó después de tres nominacionaciones y gracias a la que hizo este año la Universidad de la Frontera.

Una noticia de la que se enteró en Madrid, ciudad en la que se tuvo que quedar a causa del coronavirus, ya que antes de viajar a Sydney, Australia y luego de pasar con una gira por Francia y España, tuvieron que ser cerradas las fronteras.

Un exponente de la cultura mapuche

A través de la poesía, Elicura, nacido en la comunidad de Quechurewe, provincia de Temuco, ha mostrado las problemáticas de las comunidades y la cultura oral del pueblo mapuche, siendo parte de la llamada «poesía etnocultural» a la que también pertenecen otros poetas como Sebastián Queupul y Adriana Pinda, entre otros, según señala el sitio Memoria Chilena.

«En medio de este panorama, Elicura Chihuailaf ha desempeñado el papel de mediador cultural, al ser una de las voces más representativas en la apelación crítica al Estado chileno, reivindicando el diálogo intercultural por medio de su intensa labor como traductor español-mapudungun», indica la descripción que este sitio hace del autor.

El 1977 publicó su primer poemario, llamado «El Invierno y su imagen», después gracias a la fundación de la revista «Poesía Diaria» es confirmado como uno de los mayores difusores de la literatura y cultura del pueblo mapuche hasta el día de hoy.

“Es una oportunidad de abrir una puerta, o al menos una ventana para que la chilenidad y sobretodo el Estado de Chile se animen, de verdad, a escuchar la realidad que vive nuestro pueblo”, señaló Elicura, entregando también una importante tarea, la de conocer mejor las necesidades y a la cultura de nuestros pueblos originarios.