¿Estás pensando en una mascota para tus hijos? Esta investigación demuestra sus beneficios

Por Amanda Gallardo 15/05/2020

(SIGUENOS EN FACEBOOK , INSTAGRAM y TWITTER).

(REVISA LA SEÑAL EN VIVO DE ROMÁNTICA AQUÍ) 

¿Estabas pensando en llevar una mascota a tu casa, pero no sabías si hacerlo por los niños? Al parecer no tienes que pensarlo tanto.

Porque según una publicación de Meganoticias un estudio realizado por la Fundación Affinity, en España, confirmó los beneficios innumerables que aportan los perros y los gatos en niños y niñas.

Como es bien sabido, y así lo sostienen los especialistas, la compañía de un animal doméstico mejora la calidad de vida de todo ser humano; aumenta la longevidad, preserva el equilibrio físico y mental, facilita la recreación, reduce el estrés y disminuye el índice de depresión en general; entre otros beneficios.

Sin embargo, y de acuerdo a la fundación, una mascota en los niños "juega un rol aún más importante porque contribuye en el desarrollo educativo y social; los obliga a asumir responsabilidades y a aprender valores como el respeto por los demás, aumenta su autoestima y mejora su integración en la familia".

Además de lo anterior, apuntó la instancia, "los animales desarrollan la capacidad en los niños de cuidar de alguien y fomentan el sentimiento de competencia y seguridad: los dos indispensables a desarrollar en el primer ciclo de la vida del niño para conseguir su correcto equilibrio emocional".

La fundación de hecho precisó que "las personas que durante su niñez han tenido contacto con un animal de compañía aprenden valores como la compasión y la empatía, importantes para mantener una relación interpersonal positiva con otras personas". 

En este sentido, precisó: "La relación con los perros o los gatos funciona como estabilizador de la conducta infantil, contribuye a fomentar la alegría y a eliminar la tristeza así como a disminuir los miedos que son normales en la infancia".

De hecho, para el 46% de los niños el animal es su la principal fuente de apoyo emocional después de los padres. "Los lazos afectivos con el animal de compañía ayudan a superar la sensación de miedo o tristeza, ya que el niño recurre de forma habitual a su perro o gato para abrazarlo y encontrar alivio en estas situaciones", precisó Affinity.

Por otra parte, y en lo que respecta al tiempo de ocio, el 50% asocian al perro o gato con su "compañero de actividades y juegos".