Recomiendan construir relaciones de trabajo basadas en el cariño

Por Gabriela Pizarro 06/11/2019

(SIGUENOS EN FACEBOOK , INSTAGRAM y TWITTER).

(REVISA LA SEÑAL EN VIVO DE ROMÁNTICA AQUÍ)

Tal como sucede con un equipo deportivo en el campo de juego, las buenas relaciones y cariño entre los compañeros de trabajo influyen en el desempeño, la fluidez y facilidad para efectuar la labor y generar bienestar.

Según Simón Álvarez, facilitador de Transformación Cultural en Grupo Cygnus, "en las organizaciones no se le da la importancia necesaria a las relaciones humanas, y éstas impactan en el resultado y deseo de las personas de trabajar. Una buena relación, de afecto y cariño entre las personas, facilita que el trabajo fluya y estimula la cooperación. Al contrario, una mala relación o de desconfianza, hace que el desempeño individual y colectivo bajen y las personas sientan inseguridad".

(¿QUÉ DICE EL HORÓSCOPO PARA TU SIGNO? REVÍSALO AQUÍ).

Por esto, Álvarez propone generar instancias que permitan compartir vivencias y experiencias. "No significa que las personas sean amigas de todos, porque eso involucra afinidades. Pero sí es importante establecer relaciones basadas en el afecto y cariño hacia los compañeros de trabajo con los cuales compartimos tantas horas en el día”, asegura.

Aprovechar los sofás

Dejar aparecer emociones como el cariño hacia compañeros de trabajo aumenta la confianza entre las personas en una empresa, genera respeto, sensación de seguridad y relajo en el ambiente laboral.

También hace que las personas pongan su voluntad de colaborar y resolver situaciones, por lo que el trabajo se desenvuelve mejor y es más productivo. "Cuando una empresa pasa por una dificultad, si hay cariño y confianza entre las personas, es más probable que cooperen para solucionar los problemas", afirma.

Para dejar fluir esta emoción de cariño, las personas deben darse el tiempo de conversar. Según Álvarez, es positivo hacer una pausa en el trabajo para tomar un café y platicar sobre fútbol, hijos o la pareja, pues eso hace que las personas se conozcan en otro ámbito o contexto y fortalece la empatía. "Muchas empresas remodelan sus oficinas para crear salas similares a un living, pero esos espacios están desocupados porque se piensa que pierden el tiempo quienes están sentados conversando. Esos espacios sí se deben usar para permitir la conversación informal entre las personas", asegura.

También las empresas deben propiciar encuentros formales en equipos de trabajo para analizar no sólo tareas y cumplimiento de metas, sino conversar sobre las relaciones humanas en el equipo y aclarar con franqueza y respeto qué aspectos de las relaciones personales se deben mejorar.

Las jefaturas, asimismo, deberían relajar el control excesivo, que crea sentimientos de desconfianza entre colaboradores. "En ambientes basados en el control, las personas dejan constancia de los acuerdos por correo electrónico y copian al jefe, para protegerse ante un error y no perder el trabajo. En cambio, si el control disminuye y se confía que las personas saben hacer bien y con responsabilidad su labor, los colaboradores sentirán confianza en los acuerdos de palabra y fortalecerán sus relaciones", advierte.

También las empresas pueden crear actividades que activen la manifestación de cariño entre colaboradores. En Grupo Cygnus, se habilitó un tablero donde los equipos anotan sus logros laborales y personales, y hacen sonar platillos musicales para anunciar las buenas noticias, para que los colaboradores se feliciten y compartan la alegría. Cuando se completan diez buenas noticias, se celebra en conjunto.