"Beber alcohol aumenta los riesgos de ser atacada sexualmente": el grave error del MINEDUC

Por Paulina Yanez 30/07/2020

Te pasó porque andabas con una falda muy corta, o porque tomaste la mala decisión de caminar sola de noche, o a lo mejor porque bebiste unas copas demás. Así podríamos estar eternamente dando la lista de razones con las que la sociedad nos sigue culpando a las mujeres por ser víctimas de abuso sexual, ¿y qué es lo peor? Que eso incluso llegó a un material educativo de 4° básico impartido por el propio MINEDUC.

Pongámonos en contexto: durante este jueves se viralizó una imagen en la que una usuaria de redes sociales mostraba cómo una lámina entregada por el Ministerio de Educación decía explícitamente que el consumo de alcohol en las mujeres "aumentaba los riesgos de ser atacada sexualmente", culpabilizando completamente a las víctimas. Obviamente, no fue solo ella quien exigió explicaciones a las autoridades, sino todas las personas que se toparon con la publicación.

LÁMINA MINEDUC
Luego de haber sido Trending Topic, después de todos los comentarios y de haber sido repudiado por el presidente del Colegio de Profesores -Mario Aguilar-, fue el subsecretario de Educación quien anunció que la lámina de apoyo ya se había eliminado de la plataforma

"No compartimos de ninguna manera lo expresado en la imagen, lamentamos la situación y reafirmamos nuestro compromiso con el @minmujeryeg y las mujeres de Chile por una educación con enfoque de género", escribió en Twitter Jorge Poblete.

Ya pasó. Ya se bajó el material, es cierto, pero ¿cómo es posible que este tipo de situaciones siga ocurriendo? En primer lugar, ¿hasta cuándo se va a seguir culpando a las víctimas por ser abusadas? Y lo segundo, pero no menos importante: ¿cómo es posible que un material -supuestamente educativo- no sea revisado, ni preparado, ni redactado con perspectiva de género? Estamos hablando de 4° básico; de niños que tienen entre 8 y 9 años y que están en plena formación, una edad clave también para que entiendan lo importante del consentimiento y lo importante que es el respeto por el cuerpo propio y del otro.

La culpa jamás, nunca, en ningún contexto va a ser de la víctima, aunque haya bebido alcohol, como decía en la imagen. Ojalá que, después de esto, al Ministerio de Educación tampoco se le olvide.