¿Cómo saber si tú y tu pareja necesitan una terapia?

Por Bárbara Abumohor 15/02/2019

(SIGUENOS EN FACEBOOK Y EN INSTAGRAM).

(SÚMATE A NUESTRA SEÑAL EN VIVO AQUÍ)

Con el ritmo de la vida, la rutina y las obligaciones, no es fácil llevar una relación de pareja. La falta de tiempo y el cansancio juegan en contra. Muchas veces este tipo de cosas produce un problema en la comunicación y eso suele afectar en los vínculos afectivos y generan un daño irreparable

¿Cómo solucionar este tipo de problemas? La experta, Andrea Lasagna, psicóloga del Centro Médico Cetep, asegura que la terapia de pareja es una muy buena alternativa.

¿Cómo identificar a tiempo si nuestra relación necesita terapia de pareja? Aquí te dejamos algunas señales que tienes que tener en cuenta y tratar de resolver antes de que sea tarde.

(MIRA QUIÉN ES LA PERSONA QUE MÁS TE COMPRENDE EN LA VIDA)

1. Intimidad: 

La intimidad, según Lasagna, va más allá de la sexualidad. Es el momento que la pareja tiene para expresarse cariño y expresar su afectividad. Cuando falta este tipo de conexión, comienzan a distanciarse. Se rompe un lazo simbólico que une a la pareja. Van quedando fuera del área de interés de cada uno

2. Invalidar las emociones y diferencias del otro:

La falta de empatía es otro factor que puede estar dañando tu relación. Invalidar los sentimientos del otro, significa que cuesta entender o imaginar lo que vive o como se siente tu pareja. Por eso, es necesario tomar en cuenta que aunque no compartamos las mismas sensaciones, hay que tratar de ponerse en su lugar.

(¿TE GUSTARÍA VIVIR EN SUIZA? ¡HAZ CLICK AQUÍ!)

3. Dificultad en la comunicación:

Más alla de hablar a diario, se trata de intercambiar opiniones, comprender cómo se siente el tu pareja, tener tolerancia para que la otra persona pueda manifestar las cosas que le molestan y tratar de hacer lo posible por cambiar ciertas actitudes. Todo esto tiene que ser con respeto y cuidado para no hacer sentir mal a nadie.

4. Rigidez en los roles:

En la rutina, cada uno suele ocuparse de ciertas cosas y tareas que no se pueden cambiar. Generalmente esto deriva a que existan quejas como "todo lo hago yo" o "nadie hace las cosas tan bien como yo", "no le pido ayuda porque no tiene idea", entre otras. Estas frases pueden traer como resultado la invalidación y además que la otra persona sienta que no es eficiente al momento de realizar una actividad. Por lo tanto, situaciones como estas tienen que ser evitadas.  

5. Falta de espacios compartidos:

No tener momentos de complicidad, significa que algo no está funcionando como pareja. Pasar tiempo juntos, intercambiar sensaciones, opiniones y proyectos es sinónimo de estar conectados. Es necesario que se creen espacios y momentos en los que puedan compartir y distraerse.