Ayuda a tu hijo a ser el mejor hermanito mayor ¡De esta forma!

El comportamiento de los niños cambia con la llegada de un hermanito. Puede ser para bien o para mal, pero lo cierto es que con sencillas técnicas y consejos, el  menor puede tomárselo de la mejor forma.

Según sostuvo la psicopedagoga y psicóloga, Alejandra Libenson, a Planeta Mamá, “una responsabilidad de los papás es darle herramientas para que “el mayor”, a su corta edad, pueda hacerse a la idea que “ser más grande” es también un valor dentro de la familia. De este modo el nacimiento de un hermano, gran acontecimiento familiar, no será vivido como una pérdida sino como una ganancia”.

La especialista indica que hay que “ayudarlo a darse cuenta de que él va a ser el más grande y que podrá hacer un montón de cosas que el hermanito aún no. Siempre es bueno tratar de incluir al hermano mayor en tareas que puedan acercarlo al bebé y dedicar tiempos exclusivos para cada uno”.

Libenson es enfática en informar que “no es sencillo, lleva tiempo y no se le puede exigir al niño que, instantáneamente, “quiera a su hermanito nuevo”.

Agregando que “lo esperable es que sea un proceso de adaptación, lento, ambivalente, con idas y vueltas de  gran amor y “odio” natural, indefenso y esperable. Se dará de alguna manera, como en todos los vínculos humanos significativos donde está en juego el amor y la necesidad de no perderlo. Y se expresará de mil formas”.

Video Destacado