De esta forma puedes poner límites a tus hijos rebeldes

A medida que los niños van creciendo, van teniendo más independencia y comienzan los enfrentamientos. Quieren hacer lo que ellos digan y arman pataletas por cosas pequeñas. Pero ojo, que no todo está perdido y la solución es solo ser firma en las decisiones que se toman.

No sacas nada negándole algo, y que luego de un rato o al paso de los días lo dejes hacerlo. Según sostuvo la experta Nurit Kopelioff a Planeta Mamá, “poner límites claros y que otro los acepte es algo muy complejo. Los mensajes a nuestro hijo seguramente son desde el amor, y los límites son necesarios y ayudan a crecer”.

Agrega que “decir NO con firmeza y convicción requiere estar segura de que realmente no debe hacer lo que le niegas, por ejemplo meter los dedos en el enchufe. No hacen falta los golpes ni las situaciones violentas”.

Para finalizar, sostuvo, que “él te prueba con su seducción y su desafío, tú puedes responderle desde el amor, la seguridad y la coherencia: Tú tampoco metes los dedos en el enchufe porque es muy peligroso”.

Video Destacado