Este es el trastorno que afecta principalmente a las mujeres

¡Atentas!

Los problemas digestivos son el motivo más común de consulta en el mundo y constituyen el 18% de las enfermedades a nivel internacional. Entre estas patologías, el intestino irritable es la más frecuente, y se presenta como un dolor en el abdomen, habitualmente concentrado en el sector izquierdo. La gastroenteróloga de Centros Médicos Vidaintegra, Dra. Cecilia Abuauad, explica por qué se produce esta enfermedad y cuáles son los síntomas para reconocerla.

¿Qué es? Más conocido como colon irritable pero correctamente denominado intestino irritable, es un trastorno motor del tubo digestivo que se produce por una falla en la regulación entre el sistema nervioso central y el intestino. Como explica la gastroenteróloga de Centros Médicos Vidaintegra, Dra. Cecilia Abuauad, “esto se desencadena por estímulos externos como el estrés, la dieta, las hormonas, alguna infección y la genética”.

Las personas que sufren de esta patología sienten un dolor intenso en el abdomen, habitualmente concentrado en el sector izquierdo.  “Uno de cada cinco pacientes presenta intestino irritable, por  lo cual de mi lista diaria de pacientes, aproximadamente el 65% es diagnosticado con esta enfermedad” afirma la especialista. A pesar de que existen casos en todas las edades, existe mayor frecuencia entre la población femenina y entre los 20 y 50 años.

Diagnóstico

Para que exista un cuadro de intestino irritable, “tiene que haber dolor abdominal con una presentación de al menos seis meses, de los cuales tres meses debe ser una molestia activa y por lo menos una vez a la semana” especifica la gastroenteróloga. Además, este dolor puede tener otras características que la doctora específica a continuación:

  • Que ceda con la defecación
  • Asociado a cambios en la frecuencia de la consistencia de la deposición: tres o más evacuaciones por día o menos de tres defecaciones por semana
  • Heces mucosas
  • Distensión
  • Flatulencia
  • Hinchazón abdominal
  • Meteorismo abdominal

Por la fuerte asociación que tiene el intestino irritable con la intolerancia a la lactosa, si se sospecha la presencia de esta patología, se recomienda consumir productos sin lactosa y evitar el café, el alcohol y disminuir la ingesta de azúcar. “Lo fundamental es mantener una dieta equilibrada sin exceso de grasa, pues eso retarda el vaciamiento gástrico. Se deben evitar las masas fermentables y la comida irritante como las bebidas carbonatadas y los productos condimentados o aliñado”, aconseja la Dra. Abuauad.

Otros factores que se deben evitar, además del estrés prolongado y mal controlado, son las legumbres con hollejos, porque producen mucha flatulencia, al igual que la manzana cruda. “Existe también un intestino irritable denominado post-infeccioso, el cual puede aparecer después de una gastroenteritis en el 15-30% de los pacientes” dice la especialista.

Video Destacado