¿Eres una “Beauty Junkie” o adicta al maquillaje? ¡Averígualo aquí!

Descubre si eres una adicta al maquillaje…

Muchas mujeres admiten que les gusta maquillarse y probar nuevos productos y tendencias cada cierto tiempo. Sin embargo, existe un grupo que sobrepasa los niveles normales: las “beauty junkies” o “adictas al maquillaje”.

Algunas pueden pensar que disfrutar del gusto por el make up no tiene nada de malo, pero a veces puede convertirse en un problema si nos endeudamos para comprar nuevos productos o nos atrasamos mucho cada vez que nos maquillamos.

Si no estás segura de ser una beauty junkie, lee los siguientes puntos despejar tus dudas:

1.- Nunca tienes suficiente
Puedes tener cinco labiales rojos, cuatro rosados, dos o tres bases de maquillaje, más de tres blush y una infinidad de paletas de sombras, pero para ti nunca será suficiente.

Te justificas diciendo que necesitas cada producto para una determinada ocasión, pero sabemos que no ocupas ni la mitad de todo el maquillaje que tienes.

2.- Puedes llegar a usar hasta 30 productos solo para maquillarte
Piensa en cuántos productos usaste en la mañana para maquillarte antes de irte al trabajo: primer, corrector de ojeras, corrector de rojeces, base, iluminador, polvo para sellar, sombra de ojos, contorno… La lista suma y sigue.

Si utilizas más de 10 productos, estarías entrando a la categoría de beauty junkie.

3. Utilizas 7 ó más para desmaquillarte 

Este podría ser un punto positivo, ya que cuidar la piel es algo de lo que toda mujer debería preocuparse, sobre todo si se maquilla todos los días con más de 10 productos.

La rutina de limpieza de una beauty junkie incluye varias cremas, tónicos, aguas micelares y demáses. Al igual que en el punto anterior, te invitamos a contar cuántos productos usas para desmaquillarte y así averiguar si puedes darle check a este número de la lista.

4.- Ya eres una experta maquillándote
A pesar de que uses tantos productos, no te demoras más de 15 minutos en maquillarte y el resultado final es digno de una celebridad. Con tanta práctica, algo de experiencia has adquirido.

5. Eres una clienta súper exigente 
No compras cualquier cosa. Cada vez que entras a una tienda de maquillaje, te fijas mucho en los ingredientes de cada producto y en su calidad.

Ninguna marca te engaña con promesas falsas y ya tienes una lista de las mejores y otra con las que nadie debería comprar jamás.

Video Destacado