¿Sufres por culpa de tus sandalias? Te damos 5 tips para que camines cómoda este verano

¡Dile adiós a esas horribles heridas! 

Empezó el calor y lo primero que hacemos es cambiar todo nuestro clóset para volver a instalar la ropa veraniega que necesitamos para pasar las altas temperaturas.

Los chalecos de lana y los botines se van, para dar paso a los vestidos y las sandalias. Pero, muchas veces, esas chalitas que más nos gustan, nos causan dolorosas heridas cada vez que las usamos.

Este molesto problema nos arruina muchos panoramas veraniegos, pero tranquila, porque hoy te traemos cinco consejos para que lo soluciones rápidamente y disfrutes de los días de sol como debe ser.

1.- Revisa bien el número de tu calzado: Cuando te compres un par de zapatos, fíjate bien en que sea de tu talla. La forma más fácil de averiguarlo es poniendo el dedo índice en el talón. Si logra entrar fácilmente, entonces te queda bien.

2.- La horma: A veces, la horma de los zapatos depende del país donde se hayan fabricado. Si notas que tu calzado es muy estrecho, puedes llevarlo al zapatero para que los agrande hacia los lados.

3.- Usa crema humectante: No sólo sirve para hidratar tu piel, si no que también para proteger tus pies de los zapatos apretados. Aplica un poco de crema en los bordes y las costuras y frótala hasta que se impregne. Este truco los ablandará al instante.

4.- Mételos al refrigerador: Un tip infalible es llenar una bolsa con agua hasta la mitad e introducirla en tus zapatos. Déjalos en el congelador una noche y verás cómo al otro día estarán  más anchos y te quedarán mejor.

5.- Papel de diarios: Este consejo es muy fácil. Solo debes humedecer el diario y poner bolitas de papel dentro del zapato. Espera un par de días ¡y listo! Te quedarán mucho más cómodos.

Video Destacado