Revelan impresionante estado médico de Ignacio Lastra a dos meses y medio de su accidente

Vamos que se puede.

El 31 de agosto del 2017 será un día que nunca olvidará Ignacio Lastra, en pleno Providencia chocó su automóvil, volcó y se incendió, terminando con el 90% de su cuerpo con quemaduras. Por suerte logró ser rescatado y desde ese entonces ha estado internado en la clínica Indisa, donde ha tenido una evolución impresionante, tal como lo relató el jefe del Servicio de Pacientes Críticos del centro asistencial, Sebastián Ugarte.

“Él pasó de la Unidad de Cuidados Intensivos a la de Tratamiento Intensivo. Eso se debe a que hace unas semanas respira por sí mismo, come alimentos sólidos, se comunica sin problemas, y claro, que ya no está en riesgo vital”, sentenció el médico al diario La Cuarta, puntualizado, “Él saldrá vivo y caminando de la clínica… Cuando sea dado de alta podrá hacer una vida normal”.

Ignacio lleva 77 días internado, se ha sometido a 22 injertos de piel – antes eran cada dos días y ahora son cada cuatro – y tal como relata Ugarte, “Ha resistido muy bien. Del 90% de quemaduras se ha reducido a un 14%. Ese porcentaje que queda se concentra en su tronco y piernas. En esos sectores, tenemos que usar el 10% de su piel que no resultó quemada. Sin duda, es un tremendo avance”.

Julia Fernández, su pareja, señaló tiempo atrás que Ignacio le había dicho que iba a estar de alta antes del 14 de diciembre para festejar juntos el cumpleaños de la brasileña, pero lamentablemente esto no será así, “Es poco probable. Desde el punto de vista médico y mi experiencia con pacientes de este tipo, Ignacio estará todo diciembre acá. Estamos esperando que se cumplan 100 días para analizar si lo del alta se podría dar, además de los próximos pasos que deberá afrontar para recuperarse completamente”.

Prontamente el joven comenzará una terapia kinésica, “La idea es que comience a realizar ejercicios de sus articulaciones y así recupere masa muscular, para ponerse de pie y luego caminar. Él caminará por los pasillos y en el gimnasio. Él adelgazó mucho, estaba acostumbrado al ejercicio”, y obviamente una psicológica, “Sin duda que le cambió la vida. Es un tipo deportista y modelo que pasó a estar postrado en una cama. Hemos procurado evitarle episodios de estrés y de hacerle preguntas incómodas. Lo hemos privado del morbo en relación a su caso”, destacó finalmente el especialista.

Video Destacado