Te ayudamos a descubrir si eres una mamá sobreprotectora

El amor de una madre es algo hermoso e inexplicable, pero a veces cometemos el error de excedernos en el nivel de preocupación que le dedicamos a nuestros hijos.

Esto nos convierte en mamás sobreprotecctoras y transforma a nuestros hijos en personas dependientes, con baja autoestima y poco tolerantes a la frustración. 

Nuestro comportamiento hacia ellos es tan relevante, que estas características pueden permanecer incluso hasta la adultez si no las frenamos a tiempo, generándoles problemas al relacionarse con los demás.

Averigua si eres una mamá sobreprotectora a continuación: 

• Haces todo por él/ella: lo vistes, le cortas la comida, le llevas la mochila o le amarras los zapatos, incluso si él o ella puede hacerlo solo/a.

• Necesitas saber todo lo que pasa con él/ella: Lo llenas de preguntas sobre lo que hace y habla en el colegio, con sus amigos, profesores, etc.

• Te involucras demasiado en su colegio: Hablas con todos en el establecimiento para que le presten la atención que tú crees que necesita y te unes a todos los grupos de whatsapp del colegio para saber todo lo que pase.

• Lo “rescatas” de situaciones complicadas: si tiene miedo de hablar con personas nuevas, tú hablas por él. Si pelea con un amigo, tú arreglas el conflicto por él.

• Te da miedo que sufra: Te preocupa que se equivoque, que se sienta triste o que alguien lo haga sentir mal, por lo que haces todo para evitar que pase.

Video Destacado