nueva-mama

¿Quieres ser mamá? Antes deberías leer esto

¿Estás pensando en tener un hijo? ¿Ya viene en camino? Entonces te va a interesar lo que te contaremos a continuación.

Como madre primeriza, hay varias cosas que debes saber antes de que llegue tu bebé. Cosas que tienen que ver con los cambios que experimentará tu vida desde ahora en adelante.

Si bien la maternidad es una de las cosas más maravillosas que te puede pasar, hay ciertos aspectos no tan positivos que pueden pasarte la cuenta si no los frenas a tiempo.

Miedo e inseguridad

Las mamás primerizas están llenas de dudas acerca de qué hacer y cómo. Por eso, sienten que deben pedir “instrucciones” constantemente a sus suegras u otras madres para que la ayuden.

Sin embargo, tantos consejos solo te aportarán más inseguridad en ti misma y falta de autoestima. Si al comenzar esta aventura te sientes perdida, piensa que ningún bebé viene con un manual de instrucciones.

Solamente sigue a tu instinto y verás que todo sale bien.

Cansancio extremo

En las dos primeras semanas después de que tu bebé llega al mundo, tu vida cambiará completamente para convertirte en madre.

Esto significa que modificarás todo lo que solías hacer y lo adaptarás a las necesidades del pequeño retoño.

El efecto del cansancio te hará sentir dividida entre tu bebé y tus propias necesidades. Es aquí cuando puede aparecer la culpa al querer, por ejemplo, dormir una siesta.

Esto es totalmente normal, así que no te sientas mal por querer preocuparte un poco de ti para recargar energías y darle lo mejor de ti a tu hijo.

Al principio será complicado cumplir con todo, pero poco a poco irás acomodándote a tu nueva rutina.

Descubrirás una paciencia infinita

Si durante tu vida sin hijos te has caracterizado por tener poca paciencia, con la llegada de tu primer bebé descubrirás que eres capaz de soportar mucho.

Cada día te sorprenderás de la capacidad que tienes para tolerar y aguantar niveles altos de frustración por mucho tiempo.

De todas maneras, la alegría y el amor que te entrega un hijo supera cualquier inconveniente, así que ¡disfruta tu maternidad lo máximo posible!

Video Destacado