te-tomar

Toma té y ¡baja de peso!

El verano se acerca a pasos agigantados y los tips para perder algunos kilitos son muy bienvenidos. Sabemos que lo principal para bajar de talla es hacer ejercicio y comer sano.

Sin embargo, tomar té también te puede ayudar en tu lucha por conseguir una figura más esbelta.

Beber unas cuántas tazas de té te ayudará a aumentar tu metabolismo, permitiéndote quemar más calorías de lo normal.

Las infusiones que más beneficios aportan a la hora de bajar de peso son:

Té verde

Es uno de los más famosos por sus propiedades adelgazantes.  Este té contiene EGCG, un elemento químico que te puede ayudar a perder hasta 70 calorías tomando solo una taza al día.

Este compuesto actúa aumentando el metabolismo y quemando grasas como loco. Para obtener un mejor resultado, debes dejar el té reposando durante 2 0 3 minutos antes de beberlo.

Té de anís

Además de servir para calmar los malestares estomacales, este té tiene un gran efecto diurético, por lo que te ayudará a eliminar toxinas y limitar la retención de líquidos.

Para prepararlo necesitas poner 2 o 3 anises en una taza de agua hirviendo y dejarlos reposar durante 10 minutos. Puedes endulzarlo con stevia si lo deseas.

Té de menta

Este té ayuda a saciar el apetito y, por ende, a controlar lo que comes. Además, también actúa quemando calorías durante el día.

Puedes prepararlo con hojas frescas o secas, las que deberás dejar reposando en agua hirviendo por 5 minutos. Si quieres darle un toque dulce, agrégale miel después de colarlo. ¡Ñami!

Té de rosas

Además de tener un delicioso aroma, este té cuenta con una gran variedad de vitaminas. Gracias a ellas, te ayudará a   embellecer tu piel, limpiar las toxinas de tu organismo y, por supuesto, a perder peso al prevenir el estreñimiento.

Mezcla hojas de té normal con pétalos de rosas frescas para prepararlo. No te arrepentirás.

Té Oolong

Esta es una infusión semifermentada. Su poder es mayor al del té verde y te ayudará a reducir la concentración de grasa corporal y a perder peso.

Para aprovechar al máximo todas sus propiedades, debes dejarlo reposar en agua caliente entre 30 segundos y 5 minutos, de esta manera conseguirás un té con cuerpo y sabor.

Video Destacado