El motivo por el que se debe respetar “la hora sagrada” luego de tener un hijo

¡Es más importante de lo que crees!

Uno de los momentos más importantes en la vida de una mujer es el nacimiento de un hijo. Y es que tener a tu bebé durante nueve meses en el vientre es una experiencia maravillosa que se termina de consagrar cuando conoces por fin a tu bebé.

De hecho, en el momento en que nace tu hijo es esencial que tengas contacto piel a piel inmediatamente con él, algo que no sucede en todos los hospitales. Según sostuvo el doctor Alejandro Jenik a Clarín, “esta práctica induce un potente efecto anti estrés en el bebé que también impacta en forma positiva en la duración de la lactancia materna”.

Añade que “en la madre ayuda a reconstituir la unidad corporal, disminuye la presencia de síntomas depresivos post parto y se sienten más confiadas en sí mismas. El porcentaje de cesáreas elevado que indican las estadísticas en nuestro medio, conspiran de manera importante con esta práctica”.

El especialista agrega que “todos los binomios madre-hijo requieren un cuidado perinatal optimo que incluya, un parto institucionalizado y respetado y la posibilidad de colocar a los recién nacidos en contacto piel a piel con sus madres por al menos una hora y alentar a la madre reconocer cuando su bebe está lista para amamantar, ofreciendo su ayuda si es necesario”.

Video Destacado