El verano está a la vuelta de la esquina y con eso empiezan las dietas express, para lucir radiante... pero no siempre se trata solo de modificar la alimentación, sino que todo va acompañado de ejercicios. Por eso la ex atleta olímpica, Samantha Clayton, nos indica la mejor rutina de ejercicios

Rutina de ejercicios de 10 minutos diarios asegura acelerar tu metabolismo

La ex atleta olímpica, Samantha Clayton, nos enseña una rutina excelente para hacer en cualquier lugar…

El verano está a la vuelta de la esquina y con eso empiezan las dietas express, para lucir radiante… pero no siempre se trata solo de modificar la alimentación, sino que todo va acompañado de ejercicios. 

Por eso, te invitamos a comenzar desde ahora a acelerar tu metabolismo y a activarte con sólo 10 minutos diarios de ejercicio cardiovascular. Te sentirás mejor, aumentará tú energía y podrás sobrellevar de mejor manera este período que suele ser de excesos en la alimentación.

Por eso la ex atleta olímpica, Samantha Clayton, nos enseña una rutina para realizar en cualquier lugar y donde la falta de tiempo no es excusa:

Rutina cardiovascular de 10 minutos

Tu rutina de calentamiento siempre debe ser dinámica: relajando el cuerpo suavemente desde la cabeza hasta los dedos de los pies. Tus movimientos deben de ser suaves:

  • Gira los brazos mientras marchas en lugar durante 30 segundos.
  • Marcha con las rodillas en alto mientras mueves los brazos por 30 segundos.
  • Haz 10 levantamientos de pantorrilla con los pies separados a la altura de los hombros y levántate de puntillas; mantenlo por un segundo, luego baja otra vez.
  • Haz 10 sentadillas con los pies separados a la altura de los hombros y los dedos de los pies hacia delante. Recuéstate como si te fueras a sentar en una silla, mantenlo por un segundo, luego ponte de pie usando las caderas.
  • Haz 10 zancadas ligeras. Una zancada es simplemente un paso adelante y luego un paso atrás con una pierna. Pon las manos en las caderas, mantén la espalda erguida y da un paso exagerado hacia adelante, bajando la rodilla de atrás hacia el suelo. Mantén la zancada por 2 segundos y repítelo con la otra pierna.
  • Correr en lugar por 30 segundos.

Haz cada ejercicio durante 30 segundos y luego continúa con el siguiente:

Ejercicio 1: Marcha en el mismo lugar (de la misma forma que lo hiciste durante el calentamiento).

Ejercicio 2: Sentadillas ligeras con los brazos alzados. Mientras te recuestas, levanta ambos brazos de forma paralela al piso y mantén la postura. Utiliza la cadera como guía. Levanta tu cuerpo y baja los brazos al costado del cuerpo.

Ejercicio 3: Correr en lugar.

Ejercicio 4: Sentadillas más profundas con presión en los hombros. Recuéstate con los brazos cruzados sobre el pecho. A medida que te levantas, has una flexión tradicional de hombros y levanta las manos lo más alto que puedas sobre la cabeza.

Ejercicio 5: Saltos. Puedes levantar los brazos a la altura de los hombros o sobre la cabeza.

Ejercicio 6: Zancada dividida. Un paso adelante con una pierna y levanta los brazos. Coloca un pie adelante del otro para hacer una estocada, los brazos a un lado, bajando la rodilla de atrás hacia el suelo. Manteniendo la posición, levanta los brazos y vuelve a la posición original. Repite este paso por 30 segundos.

Ejercicio 7: Saltar o dar pasos de lado a lado.

Ejercicio 8: Zancada izquierda dividida es simplemente un paso adelante con una pierna y encoge los hombros. Coloca el pie opuesto adelante del pie que usaste en el ejercicio 6, baja las rodillas con los brazos a un lado. Mientras te levantas, mantén los pies en la misma posición y encoge ambos hombros. Repite este ejercicio por 30 segundos.

Video Destacado