¡A tener mucho ojo!

Madre alerta que su bebé casi pierde sus pies por caminar descalzo en la arena

¡A tener mucho ojo!

Una simple caminata en la playa con su bebé casi se convierte en una tragedia para Katja Kafling, madre del pequeño Jacob de tres añitos. Todo ocurrió en 2013 cuando la familia quiso pasar unos días en la playa Rosklide de Dinamarca, sin pensar lo que ocurriría después.

Mientras su pequeño caminaba por la arena, dio un grito de dolor, por lo que su madre de inmediato fue a socorrerlo. Al mirarlo, descubrió que Jacob había circulado por arena caliente, producto de una fogata que estaba mal apagada.

De inmediato llevó al niño al hospital y los médicos le dijeron lo peor: Su hijo podría perder ambos pies debido a las graves quemaduras que tenía. Luego de estar un año hospitalizado, el pequeño pudo conservar sus pies, afortunadamente.

A raíz de esto, la madre quiso compartir su historia en las redes sociales para advertir a otros padres.

¡A tener mucho ojo!

Video Destacado