Lo que no ha podido hacer Raquel Argandoña tras la partida de Kel Calderón del nido materno

Llora a escondidas.

El pasado sábado Raquel Argandoña vivió un difícil día, su hija Kel Calderón finalmente abandonó el nido donde vivió por décadas junto a su madre y se instaló en su nuevo departamento de soltera. Un tema que tal como ha señalado la flamante contratación del matinal “Bienvenidos” de Canal 13, la ha hecho llorar a escondidas, pero que entiende que los hijos tienen alas propias.

Por lo mismo, y semanas antes que Kel se fuera, la llamada “Quintrala” tomó una drástica decisión, vendió la cama de su hija para que así pudieran dormir juntas en el último tiempo. “Yo no quería quedarme con esas cosas, con su ex dormitorio armado, porque quería que el golpe fuera de una, no quería pasar y decir: ‘aquí dormía mi guagua’”, contó a LUN.

Y si bien fue una buena decisión porque aprovechó a concho a su hija durante los últimos días que compartieron el mismo techo, hay otro paso que la mamá Raquel no se ha atrevido a dar: vender el escritorio de Kel. “Ese escritorio marca los momentos más cercanos que tuve con mi hija. Quizás por eso no le he puesto pino para venderlo; cuando lo saquen vendrá otro golpe”, señaló, haciendo alusión a que en ese muebles su hija pasó horas y horas estudiando para dar su examen de grado, por lo mismo, tiene un significado muy especial.

Mientras tanto Argandoña arregla la nueva pieza – con el dormitorio incluido – poniendo dos camas, así funcionará como dormitorio de alojados, cuando venga su madre con su enfermera o amigos a visitarla. Y distraerá su mente con su nuevo trabajo en “Bienvenidos”, su rol en el musical “People” y un pronto viaje a Grecia con un grupo de amigos. Todo sea para pasar las penas.

Video Destacado

RECOMENDADO PARA TI

Pareja de Julio César Rodríguez criticó duramente a Raquel Argandoña

Pangal Andrade se pronuncia por beso entre Kel Calderón y Vesta Lugg ¡Revisa sus dichos acá!

Betsy Camino perdió la paciencia con las críticas de Raquel Argandoña… ¡Y alzó la voz!