Sigue estos consejos y no subirás de peso en invierno

Los infalibles consejos para no subir de peso en invierno ¡Conócelos!

El viento, las lluvias y las bajas temperaturas, dan cuenta de la inminencia del invierno, época en donde suele creerse que es necesario ingerir más calorías. Por lo mismo es que muchas comidas más cálidas pueden provocar un aumento de peso indeseado.

Con la llegada de los meses más fríos, muchas personas cambian su vestimenta y se preocupan de abrigarse y protegerse de las bajas temperaturas. Con la alimentación ocurre lo mismo, el cuerpo trata de compensar y mantener su reserva de calorías y es así como el organismo hace un mayor esfuerzo para mantener su temperatura corporal. Por ello, es común ver a las personas comiendo más alimentos que generan sensación de bienestar y calidez, pero que tienen un gran aporte calórico.

Lilian Contreras, nutricionista de Clínica Ciudad del Mar, sostiene que el metabolismo basal, gasto energético en reposo, sí aumenta con la exposición a temperaturas muy frías, ya que requiere un poco más de energía para aumentar la temperatura corporal. Sin embargo, hay formas de compensar esto sin la necesidad de tener que consumir calorías vacías, grasas saturadas y azúcares, pues muy pocas personas realmente tienen un equilibrio entre lo consumido y lo gastado. Así, no sería necesario aumentar el consumo total de calorías de forma importante.

“Con el frío, las personas sienten que les aumenta el apetito, pero ello es sólo una sensación y no significa que se deba comer más. Ante esa creencia, se tiende a aumentar de peso en invierno, pues incrementan las ganas de comer, sobre todo carbohidratos y grasas saturadas”, explica la especialista.

La profesional sostiene que para lograr una dieta equilibrada se deben preferir los guisos, tortillas, salteados de verduras y legumbres guisadas con verduras, cereales: arroz y fideos, ambos integrales. Además, se debe incorporar ½ a una porción de frutos secos a día, ya que son ricos en omega 3, fibras y proteínas. “Esto nos aporta calorías extras, pero no afectan a nuestra salud ni estado nutricional si se consumen en la medida justa”, indica.

Sigue estos consejos:

1- Fortalecer defensas: frutas cítricas, como naranjas y kiwi, y verduras como el brócoli y la coliflor, por su aporte en vitamina C. además, consumir avena y legumbres.

2- Consumir al menos 2 porciones de frutas al día (tamaño de un puño), e idealmente 3 porciones de verduras.

3- Seleccionar infusiones como té roobois, té verde e infusiones de hierbas.

4- Realizar preparaciones culinarias de temperatura templada: sopas y cremas de verduras naturales, no envasadas.

 

 

Video Destacado