Ellas pensaron que no podían ser madres hasta que vieron el último test de embarazo

Es que no hay nada que el amor no pueda lograr. 

Megan Taylor y Joy Stevenson son pareja de años. Resulta que en 2012 decidieron ser madres, pero Joy quien quería quedar embarazada tiene 43 años y tenía problemas en las trompas de falopio. Es por eso que el sistema de FIV (fecundación in vitro) no le funcionaría del todo. Tuvo que bajar de peso y seguir un estricto régimen de cuidados, pero aún así sufrió un aborto. La esperanza se estaba agotando…

Luego de intentar e intentar, el sistema FIV funcionó y le dieron trillizos. Fue un embarazo complicado y Megan debió ser intervenida antes de tiempo por una severa hemorragia, pero todo terminó bien y las pequeñas nacieron sanas y salvas. Después de tanta discriminación por su orientación sexual y críticas por insistir en embarazarse pese al escenario complejo, ahora están completas y felices.

40cf6b2b00000578-0-image-a-1_1495786517995

40cf6b3b00000578-0-image-a-3_1495786524026

40cf6b2700000578-0-image-a-2_1495786521576

Video Destacado

RECOMENDADO PARA TI

Mamá dice que su hija es la más fuerte de todas a pesar de que tiene todos sus huesos rotos

Ellas pensaron que no podían ser madres hasta que vieron el último test de embarazo

Él entró y le dijo sólo una frase y ella se puso a llorar desconsoladamente ¡Había llegado el día!