Mey Santamaría despidió a su hijo como guardadora en tierna fiesta [FOTOS]

¡Fue un bello gesto alabado en redes sociales!

La modelo cubana radicada en Chile, Mey  Santamaría, era madre cuidadora del Sename, de un pequeño niño al que llamaba su “Chinito”. Sin embargo, llegó el tiempo de entregarlo para que el llegue a una nueva familia. Por lo mismo, y todo el amor que ella, su marido e hijo le entregaron al pequeño, quiso despedirlo como merecía: una linda fiesta que compartió por su red social Instagram.

En la primera de las fotos escribió: “Ya empezamos a despedir a nuestro chino en familia! Pero su siesta no la perdona. Gracias a tod@s por el cariño y los buenos deseos! Estamos felices por él!”. Mientras que en la otra: “Y seguimos de fiesta con mucho amor!!!! Gracias a todos por su inmenso amor por mi #chino 😍”.

En ambas publicaciones no tuvo más que comentarios positivos de gente que hacía público el apoyo a Mey y su cruzada: “Grande Mey! Qué gran corazón tienes y qué generosidad la de toda tu familia!!! Eres un orgullo para todas, especialmente para las que somos mamás adoptivas. Qué alegría para ese niño encontrarse con su familia definitiva! Un abrazo grande y mucha fuerza!!!!”, “Debes tener un corazón muy bondadoso para haber dado tanto amor a un niño que finalmente se irá con otra familia. Imagino que sientes pena y alegría al mismo tiempo…Es que debe ser tan difícil. Pero eres digna de admirar, porque actos como este no son de todos los días. Te envío un abrazo bien fuerte, de esos que se dan en silencio, y espero luego venga una sonrisa de satisfacción por haber sido el puente a la felicidad de un niño que tuvo la tremenda suerte de ser rescatado 😘😘😘😘😘 Buenas noches!!”, entre otros.

Video Destacado

RECOMENDADO PARA TI

Esto hizo Leonor Varela para lograr tonificar su cuerpo

La emotiva publicación de Leonor Varela mostrando el progreso de su hijo

Javiera Suárez se luce con la tendencia del año ¡Bellísima!

Javiera Suárez sale al paso de las críticas por querer “disfrazar” a su hijo

Madre hizo un llamado para que no les den besos en la boca a los niños