La increíble acción de una madre chilena con su hijo con discapacidad ¡Él ahora es doctor en Física!

David Valenzuela, quien tiene 30 años, salió adelante gracias al apoyo de su madre.

Una emotiva historia de entrega y amor es la que protagonizan Sara Díaz y David Valenzuela, madre e hijo respectivamente. Todo ocurrió hace 30 años, cuando la mujer tuvo que dar a luz de urgencia con sólo ocho meses de embarazo, debido a que su presión bajó provocando que el menor se asfixiara.

Afortunadamente David sobrevivió, pero trajo consigo problemas que le afectaron a sus extremidades y en cómo se comunicaba. Si bien el joven tenía muchos inconvenientes, él nunca se echó a morir y con la ayuda de su madre logró salir adelante y poder estudiar.

Fue así como asistió a la universidad, entró a estudiar Física en la Católica. Él sólo ponía atención a lo que el profesor decía, mientas que su madre lo acompañaba a todos los ramos y escribí textual lo que era escrito en la pizarra.

“Yo fui las manos de David. Anotaba todo, que es lo que hacen las manos, aunque no entendiera. No me esforcé tampoco por entender; no quería que mi conocimiento interfiriera el de mi hijo. Me remitía a escribir textual lo de la pizarra y, en las pruebas, a anotar lo que David me decía. Él era el cerebro”, señaló la madre a La Tercera.

Mientras que David sostuvo, que “en el sentido práctico fue así. Yo prestaba atención, ella escribía. Lo que no quiere decir que ella no entienda. Cuando uno quiere entender, entiende. Yo no sé nada de literatura, pero me interesa la antipoesía, me gusta Parra. Y algo ya entiendo de eso”.

Pero el esfuerzo de ambos valió la pena, ya que David terminó la carrera con un 6,1 de promedio. Y eso no fue todo, ya que también acabó un doctorado en Física y ahora está postulando a un postdoctorado, demostrando que nada es impedimento para cumplir sus sueños y que con la ayuda abnegada de su madre, cumplió su ilusión.

Video Destacado