6 mitos de la lactancia materna que te sorprenderán ¡Mira!

No todo lo que te dicen es verdad.

Para ninguna madre es ajeno el tema de la lactancia. Y es que no todas pasan por lo mismo; a algunas les cuesta más darle pecho a su hijo, mientras que a otras se les da con mayor facilidad. Sabemos que es un proceso que al principio cuesta  en las madres primerizas, lo cierto es que no hay que echarse morir y sobre todo, derribar algunos mitos que hay en torno al tema.

Según señala la el sitio del Gobierno chileno, Crececontigo.cl, “si sientes dolor, revisa tu postura y la de tu guagua. Una buena postura de amamantamiento evita complicaciones como grietas o mastitis. Amamantar no debe doler, pero si continúas con dificultades, acude de inmediato a tu centro de salud para que te orienten”.

A continuación, revisa algunos mitos entregados por el sitio especializado:

1- “No tengo leche o tengo poca leche”: Todas las mujeres pueden producir leche, la diferencia radica en cuánto mame tu bebé.

2- “Mi leche no es buena, es aguada, etc”: El sitio sostiene que la leche tiene una parte más aguada y una parte más grasa, al comienzo sale la parte aguada y al final, la grasa. Ambas son nutritivas pero la segunda es la que más ayuda a la guagua a subir de peso”.

3-  “Hay un horario para dar pecho”: Lo ideal es que no haya horario establecido para dar pecho.

4- “Dar pecho a demanda hace al bebé dependiente”: Todo lo contrario, ya que responde a las necesidades que tiene tu hijo, y a sentirse seguro, lo que le traerá beneficios en el futuro.

5- “La cerveza ayuda a aumentar la leche”: “No es necesario tomar nada, solo lo habitual. Mientras más se vacíe el pecho más rápido se produce leche y en mayor cantidad”, consignan.

6- “Debes tomar mucha leche y agua cuando amamantas”: Sólo debes tomar lo normal, cuando tengas sed, ya que cuando tu hijo amamanta, siempre se produce leche.

Video Destacado