Esto debes hacer si tu hijo te muerde cuando amamantas

¡Sal de dudas acá!

Uno de los temas que dificulta lactancia materna es cuando el bebé comienza a morder. Esto provoca una tensión en la madre, quien tiene miedo a que vuelva ocurrir otra vez, convirtiendo el acto de amamantar en una tortura.

Según sostuvo la Fundación Lactancia y Maternidad a Planeta Mamá, “aunque la madre pueda interpretarlas como un llamado al destete, la razón más frecuente de estas mordidas es la dentición, aunque también puede deberse a un resfrío o infección en el oído, ya que con la nariz tapada se dificulta tragar. También, el bebé puede morder para llamar la atención de la madre, o por estrés”.

Pero… ¿Qué hacer? Fundalam sostiene que “es aconsejable verificar la posición correcta. Si está bien puesto, no puede morder el pezón. Si suelta el pezón como para morderlo, no se debe tironear para alejarlo (duele más), sino poner nuestro dedo en su boca y separarlo lentamente del pecho. Si la causa de la mordedura es el resfrío, es recomendable sostener al bebé en una posición más vertical que la habitual, para permitirle respirar”.

Video Destacado

RECOMENDADO PARA TI

La decisión de una madre chilena ante su inusual embarazo

Modelo fitness sorprende al mostrar su panza con 8 meses de embarazo

Así cambia tu vida cuando tienes un hijo