Bebé casi pierde la vida por común descuido ¡Ojo!

¡Mucho cuidado!

Una terrible experiencia vivió una mujer de Florida, en Estados Unidos. Se trata de Pamela Rauseo, quien nunca pensó que un paseo con su pequeño sobrino de cinco meses, Sebastián, se podría transformar en una tragedia.

Después de ir al parque y pasar la tarde con el pequeño jugando, Pamela sintió que ya era tiempo de volver a casa, pero mientras conducía, se percató que su sobrino no respiraba, por lo que decidió parar el vehículo y pedir ayuda.

Afortunadamente llegó personal paramédico y el bebé sobrevivió, señalando que la causa del ahogamiento de Sebastián se debía a que el niño pasó mucho tiempo sin ser sonado, debido a que la mucosidad fue formando un tapón en sus vías respiratorias, impidiéndole respirar.

Video Destacado