Mariana Derderian revela que no todo es color de rosa tras ser madre ¡Mira!

La actriz reveló que su segundo embarazo ha sido muy distinto.

Si bien es su segundo embarazo, Mariana Derderian no está viviendo de la misma forma el proceso de gestación de Pedro. Y es que fue en 2015 que la actriz se convirtió en madre por primera vez de la pequeña Leticia, y hoy con 29 semanas, los síntomas han sido muy distintos a la primera vez.

Así lo reveló ella a LUN, indicando que “con la Leticia fue increíble, lo pasé súper bien. Con Pedro me he sentido pésimo (…) ha sido como estar con la caña del 1 de enero: mareos, cuerpo cortado, ganas de vomitar, etcétera, y soy la misma mujer. Pero de un embarazo a otro varía mucho”.

Si bien afirma que ser madre es maravilloso, precisa que “en la clínica todo es cómodo. Las enfermeras te regalonean. Al tercer día te dan el alta y a mí me coincidió con la bajada de la leche. En ese momento, sólo te quieres matar. Fue una de las cosas más dolorosas del mundo. Es como tener las pechugas afiebradas y llenas de piedras. Aclaro que éste es mi caso, obvio que hay mujeres que lo pasan bien y la bajada de la leche es lo más lindo, pero para mí fue horrible”.

De hecho, indicó que “hasta ir al baño es un tema en el embarazo. Mientras estás esperando a la guagua, te dan a tomar fierro y calcio y nunca más fuiste al baño. Te vuelves estítica, atroz. Y muchas embarazadas terminan con hemorroides. Por suerte, a mí no me pasó. Pero con el parto viene lo peor: la pérdida de control del esfínter. Después de tener a la guagua, cada vez que te ríes, estornudas o toses, te haces pipí, y te da terror quedar así para siempre. Es heavy. Con el tiempo se va pasando, pero es una situación demasiado incómoda”.

Pero eso no es todo, también reveló que en el momento del parto de su hija, sintió culpa por no amarla con locura. “Hay muchos que te dicen que tú vas a ver a tu guagua y la vas a amar con locura, con un amor que nunca has sentido en tu vida. En mí caso no pasó así. Para mí, el amor fue creciendo junto con ella. Sentí mucha culpa tras el parto por no amarla con la locura que me dijeron que la iba a amar. Por ende, nace la guagua y detrás viene la culpa”.

¿Te ha pasado?

 

Video Destacado

RECOMENDADO PARA TI

Madre muestra cómo cambió su cuerpo en el embarazo debido a la retención de líquidos

Madre muestra cómo cambió su cuerpo en el embarazo debido a la retención de líquidos

Mujer rompe con los estereotipos de belleza y muestra su abdomen real a tres meses de ser madre

Mujer derriba estereotipos de belleza al mostrar cómo quedó su abdomen tras el parto

Así vive Gala Caldirola la maternidad… ¡Con tres meses de embarazo!