Las madres también necesitan atención después de dar a luz

Y es que ser mamá no es para nada fácil.

Tener un hijo es un mundo nuevo para cualquier mujer. Comienzan las reales preocupaciones, los cuidados y el sentimiento de estar conectado a una persona durante toda la vida. Suena maravilloso, pero eso no significa que sea fácil, ya que luego de dar a luz comienza una etapa sumamente agotadora que puede desembocar en depresión post parto.

Por lo mismo es realmente importante que tras el parto no sólo el bebé tenga la atención máxima, sino que también tú como madre, debes darte el tiempo que te mereces y debes sentirte apoyada, tanto por tu pareja o por tu familia y amigos.

Así que no desesperes y su sientes que ya no puedes más lo mejor es pedir ayuda, eso no te hará mejor ni peor madre.

Algunos consejos para ayudar a una madre en su etapa inicial:

1- Ten en cuenta que tener un hijo es un mundo nuevo y las mujeres se pueden sentir agobiadas por la crianza de un recién nacido. Apóyala, pregúntale si está bien o si necesita algo.

2- La idea es que sienta tu apoyo. Pregúntale cuales sus sus emociones y qué ha sido lo más difícil, ara poder apoyarla.

3- Nunca la juzgues, ten presente que son etapas nuevas y con la ayuda de sus seres queridos podrá afrontarlas de mejor manera.

4- Ayúdale a que tenga un tiempo para ella, que pueda hacer algo que le guste, ya que después de todo, no dejamos de ser mujeres cuando nos convertimos en madres.

Video Destacado