El “inofensivo” hábito de este bebé resultó ser una grave enfermedad

¡Qué pena!

Lo que parecía ser un divertido y tierno hábito adquirido por su bebé recién nacido, se transformó en la peor pesadilla para los padres del pequeño Tyler James Hadley, Louis Hadley y Lisa Money.

Todo ocurrió cuando la pareja se percató de que su hijo sacaba mucho la lengua. Si bien pensaron que se trataba de algo normal, pronto se dieron cuenta de lo peor: el niño padecía atrofia muscular espinal tipo uno.

La extraña enfermedad afecta la condición muscular del menor, por lo que tiene problemas al tragar y con sus movimientos. “Lo único raro era que sacaba mucho la lengua y pensábamos que eso era muy lindo, nunca imaginamos que había algo malo. Lisa y yo lo notamos e incluso hablábamos de lo tierno que era. No fue hasta varios meses después que nos enteramos que era uno de los síntomas de su condición” indicó el padre según consignó Página 7.

Los médicos les dijeron que los niños con esta condición tienen poca esperanza de vida, por lo que los padres están haciendo hasta lo imposible por alargar la estadía de su pequeño.

¡Mucha fuerza!

Video Destacado