El esperanzador testimonio de Javiera Suárez que sacó aplausos

Después de una dura lucha contra el cáncer, la periodista reapareció en pantalla como invitada en Vértigo. 

Con una entereza admirable, Javiera Suárez reapareció en pantalla tras su dura batalla contra el cáncer. La ex conductora de Zona Latina participó del último capítulo de Vértigo, jornada en la que impactó con el positivismo que ha enfrentado la compleja enfermedad.

Desde el año pasado que la vida de la periodista dio un vuelco radical. La diagnosticaron cáncer al inicio de su primer embarazo. Un escenario que Javiera enfrentó con una fortaleza admirable, y gracias a la cual, pese a los pronósticos, está su hijo con vida.

“Pedrito es un milagro. Cuando recién tenía siete semanas de embarazo, me diagnosticaron este cáncer, en etapa cuatro, que es cuando hay órganos comprometidos. Estaba por todas partes de mi cuerpo”, contó a Diana Bolocco y a Martín Cárcamo.

Javiera explicó que su caso es único en el mundo. Y que nunca antes se había dado a luz a un niño en un estado tan delicado como el suyo. Algo que se logró gracias a un tratamiento de inmunoterapia. “O sea, la inexperencia era total. En países como Estados Unidos, donde el aborto es legal, no te tratan con un embarazo así. Nosotros seguimos para adelante y creímos en que Pedrrito iba a nacer..  y creemnos, todavía, en que yo me voy a sanar”.

La comunicadora, que ha recibido durante todo este periodo innumerables muestras de cariño, dijo que lo más difícil ha sido la carga simbólica que implica esta enfermedad. “Cuando te hablan de cáncer, lo primero que uno piensa es ‘miércale’ me voy a morir. En el caso mío era mucho más cercano, como una pistola en la cabeza. Pero lo único negativo que tiene, aunque la gente no me crea, es esta connotación. Porque yo siento que uno es dueño de cómo se cuenta la historia. Ya sea que uno está viviendo una cesantía, un periodo de divorcio o que te diagnostican una enfermedad terminal. Cada uno es dueño de cómo se cuenta la historia . El cáncer finalmente ha sacado la mejor versión de mí. He aprendido que la vida es hoy”.

Respecto a los mismo, la comunicadora afirmó que la gente vive la vida como si fuera eterna. y son éstas experiencias las que te hacen cambiar de golpe. “Nadie piensa que le va a venir un cáncer hoy. Entonces, en ese vivir la vida como si uno fuera a estar hasta los 80, te permites distintas cosas . Quejarte por tonteras y no agradeces nunca. No agradeces el simple hecho de despertarte, que en verdad hay que agradecerlo. Entonces hoy trato de enmendar eso. Trato de pensar que hoy tengo que hacer las cosa, que hoy tengo que decir te quiero”.

Finalmente la mujer dijo que a quienes hoy están dando la lucha contra esta enfermedad  que no bajen los brazos. “Rendirse nunca ha sido una opción, porque cuando un piensa en bajar los brazos, el cáncer empieza a pulular por todo el cuerpo. Si uno cree que se puede sanar, se va a sanar. La única persona que tiene que creer eso es la persona que tiene cáncer. Y hacer que valga la pena. Cuéntate una buena historia de lo que te está pasando. Hay miles de personas a las que les diagnostican cáncer. No te preguntes por qué a ti. No te digas que la vida es injusta. No, acá no hay nada de injusticias. La vida es una montaña rusa… Si te estás divorciando, si estás cesante, no te preguntes por qué a ti. Son cosas que pasan. La vida no es fácil. Por supuesto que no es fácil. Nadie dijo que lo iba a ser. Pero haz que valga la pena. Y la felicidad es una opción, y depende de uno”, dijo enfática.

Video Destacado