Así te debes vestir para cada trimestre del embarazo

¡Siempre bellas!

Dicen que es “la dulce espera”, pero para muchas mujeres el embarazo es un tiempo en el que deben aprender a lidiar con un montón de contratiempos. Uno de ellos es el no saber qué ropa ponerse.

En este sentido, la coordinadora académica de la Escuela de Diseño de Vestuario y Textiles de la Universidad del Pacífico, Alejandra Álvarez, recuerda que “siempre se debe tener en cuenta que el vestuario es reflejo de nuestra personalidad, por lo tanto cada mujer le imprime a sus prendas de vestir su gusto y estilo personal”.

Como recomendaciones generales para las mujeres embarazadas, lo primero es establecer el balance visual. “Es importante tener un balance y repartir los pesos visuales a lo largo del cuerpo, porque la intención no es quitarle protagonismo a esta etapa, sino más bien sentirse cómoda durante este periodo que suele ser el de mayores cambios”, señala la diseñadora de vestuario.

A continuación, conoce la elección sugerida por la experta para cada trimestre del embarazo:

– Primer trimestre: las futuras madres pueden seguir usando su misma ropa sin mayores dificultades, pero tal vez sea el momento de eliminar del clóset todo lo que les queda demasiado apretado o que les resulta incómodo.

– Segundo trimestre: Durante esta etapa, la mujer debe pensar en utilizar versátiles prendas básicas, que puedan eventualmente ser funcionales hasta el final del embarazo. Por ejemplo, son una buena opción las blusas con corte imperio (debajo del busto) y con amplitud hacia abajo, que se pueden usar con pantalones, shorts o faldas, sin ningún problema. Los vestidos, faldas e incluso los pantalones de piezas envolventes son muy prácticos y cómodos. Las telas deben ser lo más cómodas y funcionales posibles, ojalá respirables y de fibras naturales como el algodón, modal, lino, seda, etc., para no tener mayores problemas con los cambios de temperatura.

– Tercer trimestre: La barriga ya es completamente notoria, por lo que el mayor problema radica en ello y en el aumento del busto. Los vestidos maxi o largos hasta el suelo, en tela de punto, pueden ser los más adecuados. Se sugiere utilizar estampados en la parte baja del cuerpo y un color liso en la parte superior, ya que esto ayuda a balancear la figura.

Video Destacado