La historia de una madre que perdió un brazo por violencia intrafamiliar y ahora intenta sacar adelante a su bebé

¡Una mamá todo terreno!

Una historia de esfuerzo y perseverancia es la que protagoniza Jennifer, una mujer que perdió un brazo producto de la violencia que sufrió a manos de su ex pareja y que ahora lucha día a día por sacar a su pequeño bebé de dos meses adelante.

Según consignó 24 Horas, su brazo izquierdo fue amputado, pero su brazo derecho presenta movilidad parcial, por lo que le cuesta realizar cosas cotidianas y sobre todo, cumplir con la maternidad.

Jennifer sostiene que “lo más difícil de todo esto es ser femenina, ser mujer”. Pero no se echa a morir, ya que decidió independizarse y ahora se luce como pastelera, vendiendo sus productos con éxito en Internet.

Si bien no ha sido un camino fácil, ya que comienza a hacer sus preparaciones cuando su bebé duerme, lo cierto es que sus aspiraciones son prometedoras: “Mi sueño es tener una cafetería y vender mis pasteles”, indicó.

Video Destacado