El escrito de una madre que revela el dolor que siente tras perder su embarazo

La mujer perdió a su hija a las 23 semanas de gestación.

Jessica McCoy, una madre de 27 años, quiso contar su desgarradora historia con el fin de identificar a muchas mujeres que están pasando por lo mismo que ella.

La mujer oriunda de Missouri, Estados Unidos, reveló que a las 23 semanas de embarazo perdió a su bebé, lo que provocó un desconsuelo terrible. No obstante, también sostuvo que la transformación que sufrió su cuerpo le recuerda todos los días que su hija no está con ella.

A través de un escrito publicado en Instagram, indicó: “Pienso que hubiese estado bien si Evie estuviera aquí, aunque aún hubiese estado creciendo dentro de mí. El hecho de que no tenga mi peso y forma normal y no tener a mi bebé lo hace más difícil. Lidié con ello en el postparto de Brennan. Claro estaba incómoda con mi cuerpo más grande, pero hizo que llegara mi hermoso hombrecito ¿Cómo podía estar enojada si lo tenía a él enfrente?”

Añade que “ahora todos los días me pruebo ropa y me queda apretada y todos los días recuerdo que llevé a mi pequeña por seis meses y murió. Es un recordatorio constate del dolor. No tengo amor por mi cuerpo, estoy enojada con él ahora mismo. No puedo ser positiva. Es demasiado duro y duele demasiado”.

Para finalizar, la acongojada madre indicó que “nunca he visto a nadie publicar nada sobre cómo se sienten sobre su cuerpo después de una pérdida. Veo muchas publicaciones de mujeres celebrando, felices con sus cuerpos porque tuvieron a sus hermosos bebés. Eso sentí antes con mi hijo. Pero ahora que no tengo a mi hija conmigo, me siento derrotada. Es como si mi cuerpo estuviera quebrado y no pudiera quererlo ni aceptarlo”.

I want to talk about my #postpartum body. There is a lot of emotion that goes with gaining weight during pregnancy. I gained 15 lbs in 6 months. And then, after everything, I gained about 5 more. I am 20 lbs heavier and two sizes bigger than I was pre-pregnancy. And I am not okay with my body. I think I would’ve been okay if Evie was here, although she would’ve likely still been cooking inside me. The fact that I am bigger than I normally am and don’t have my baby makes it harder. I dealt with a postpartum body after Brennan. And I was uncomfortable in my larger body, but it grew my beautiful little man and how could I be upset with it when I looked at him? Every day I get clothes on and they’re tight. And every day I’m reminded that I grew my baby for six months and she died. It really is a constant reminder to me. I don’t have love for my body. I am angry at it right now. I can’t be body positive right now. It’s too hard and it hurts too much. I’m working on losing this weight so it isn’t one more thing that is a constant reminder. I really think my hormones are making it difficult to do so with my normal routine. That’s why I enlisted the help of a friend who is a personal trainer. I’m really hoping it helps me. Because looking in the mirror at my uncovered body hurts. #postpartumbody #grief #loss #motherhood #motherhoodrising #fourthtrimesterbodiesproject #fourthtrimesterbody #takebackpostpartum #evelynlouisemccoy

Una publicación compartida de Jessica (Habe) (@habe_mccoy) el