“La Colombiana”: Así es la nueva vida de Elizabeth Minotta a cuatro meses y medio de instalarse en Chile

Ha conocido poco y nada.

Nunca había venido a Chile, pero cuando TVN le ofreció protagonizar la teleserie vespertina “La Colombiana”, Elizabeth Minotta no lo pensó dos veces, armó sus maletas y se vino a instalar a esta larga y angosta faja de tierra.

Así ella mismo lo confidencia en conversación con Lima Limón, “fue la oportunidad de vivir en otro país, de protagonizar una teleserie que para mi carrera actoral es un gran avance y la oportunidad de estar aquí representando a Colombia y demostrando que la gran mayoría de los colombianos son personas honradas, trabajadoras y muy bellas”, los motivos que la hicieron aceptar esta llamativa propuesta.

En “La Colombiana” ella interpreta a “Ángela Vicario”, una joven que llega Chile con la esperanza de validar su título de médico y conseguir una mejor calidad de vida para ella y su hijo. Acá se encuentra con “Pedro Watson” (Felipe Braun) el dueño de un almacén de barrio que no mira con buenos ojos a los inmigrantes. Lo que es muy distinto a lo que sucede en la vida real, pues Felipe ama los colombianos – de hecho vivió un año en el país cafetero – y fue el nexo para que Elizabeth llegara a Chile.

“Felipe vivió en Colombia, él de hecho ha trabajado con mi mánager y fue por ahí que llegué al proyecto, y claro nos sentimos muy identificados porque él es un amante de mi país, lo cual me parece divino, y es genial también ver como un chileno en la vida real – que curiosamente está interpretando a un chileno que piensa todo lo opuesto de Colombia y los colombianos – puede disfrutar de Colombia, que por cierto es un país maravilloso y puede querer tanto a los colombianos”, destaca la joven.

Si bien acaba de cumplir cuatro meses y medio viviendo acá, lo cierto es que no ha podido disfrutar mucho de las bondades que ofrece Chile, pero tal como destaca Elizabeth de todas maneras no ha parado de encantarse, “estoy feliz, me parece un país maravilloso, para mi es novedad levantarme y ver una montaña con nieve, para mi es lo más exótico que he vivido, además de ver pingüinos en el mar, así que me ha parecido maravilloso”.

Aunque si bien confiesa Elizabeth, “lo más lejos que he ido hasta el momento es Zapallar”, hace el hincapié, “pero qué es esa playa, qué es ese mar, completamente diferente al mar que yo estoy acostumbrada a ver en Colombia y aún así me parece bello”. A tal punto que no ha sufrido con el clima de acá, todo lo contrario, “es genial, o sea ponerte un gabán (abrigo) y estar en el mar eso es nuevo para mi”.