Sacerdote se aburrió del show y realizó feroz parada de carro al ‘Mucho Gusto’

El sacerdote criticó el morbo con que se ha tratado la aparición de una supuesta casa embrujada en Puerto Montt. “Me da la sensación de que se quiere desviar la atención de los problemas reales que afectan a la gente”.

Al igual que varios medios de comunicación, el ‘Mucho Gusto’ llegó hasta Puerto Montt para reportear la supuesta casa embrujada. El extraño caso que ha llamado la atención de la ciudadanía llevó hasta la periodista Clarisa Muñoz y a ‘La Mensajera’, Vanessa Daroch, hasta la capital de la región de Los Lagos.

Es en este contexto que el matinal de Mega decidió conversar con el padre Luis Escobar. El sacerdote, experto en exorcismos, dijo que “frente a estos fenómenos siempre hay que descartar racionalmente la situación. Si no tenemos frente a nosotros a personas con alguna patología… eso lo hace el siquiatra, el sicólogo, el neurólogo, inclusive el endocrinólogo en algunos casos. Después podemos entrar en el otro plano”.

Tras eso, el religioso afirmó que si bien no conoce con exactitud lo que que está ocurriendo en Puerto Montt, le ha causado curiosidad el manejo que han tenido los medios respecto al caso. “Que hayan hecho de esto una cosa tan mediática si es un tema tan serio. Segundo me llama la atención que lo hagan en un contexto social y político del país que no está bien: se acabaron los incendios, el parlamento vuelve a trabajar, hay mucha gente cesante. Y de repente me da la sensación de que se inflan cosas para desviar la atención de los problemas reales que afectan a la gente”.

Una crítica que no terminó allí…“En los hospitales hay gente que se muere esperando que las atiendan. Hay ancianos abandonados con pensiones miserables. Tenemos situaciones de pecado social en esos aspectos que no hemos sido capaces de reparar, sin embargo, estamos preocupados de esto cuando en realidad deberíamos preocuparnos y gastar el tiempo en cosas mucho más relevantes que afectan a las personas en lo cotidiano (…) me he fijado en los medios de comunicación, sobre todo en redes sociales, cómo han ridiculizado el tema, cómo han ofendido el ministerio, cómo han ofendido a la gente que vive estas tragedias. Me da la impresión que este país sufre de mayor ignorancia en este tema porque hablan de lo que no saben”, concluyó el sacerdote. Palabras que inmediatamente fueron celebradas por los televidentes.