Dan a conocer que algunas invitadas a la Gala de Viña inflarían los precios de sus vestidos y accesorios

Fue en el matinal de Chilevisión donde especialistas dieron algunos ejemplos que revelarían costos muchos más bajos de lo que podrían parecer en primera instancia.

El comentarista de modas Nelson Beltrán Vera, más conocido como El Colombiano; el diseñador chileno Miguel Angel Guzmán; y Adriana Barrientos echaron al agua a varias celebridades chilenas al indicar que inflarían los precios de vestidos, accesorios y joyas que usan en la gala.

Fue en el matinal de Chilevisión donde dieron algunos ejemplos de vestidos y accesorios utilizados en dicha alfombra, que pueden haber costado mucho menos de lo que aseguraron quienes lo utilizaron.

Beltrán partió con Marlen Olivari, quien utilizó un vestido de jersey y accesorios de la casa italiana Versace en una gala anterior y explicó que pudo haber costado mucho más económico, porque “yo creo que a ella le queda mucho más fácil, pues teniendo marido italiano, puede haber comprado en un ‘sale’ en Italia. Y este ‘sale’ le pudo haber costado 1000 euros, 800 euros. Y ese vestido, de esa ‘sale’ llegó acá y nadie lo va a tener. Como es un color coral, se supone que lo tuvo que haber comprado en la primavera pasada, o en la antepasada, y en realidad, como no es una marca que está vigente en Chile, nos puede meter gato por liebre. La verdad solamente la sabe ella. Dos mil euros puede costar un vestido de colecciones pasadas”.

Kathy Bodis también salió al ruedo, ya que una gala anterior aseguró que su traje con pollera y top costaba cerca de $ 4 millones, a lo que el panelista de La Mañana afirmó: “Yo creo que sí lo hizo una artista, pero no vale $ 4 millones. Yo creo que sobrevaloró los costos innecesariamente, porque uno ve el vestido y dice: ‘No. No se justifica haber gastado $ 4 millones”.

Por su parte, Guzmán sacó como ejemplo el precioso diseño Carolina Herrera que Vane Borghi lució en la gala 2016, señalando que es “un vestido precioso, negro, con flores. Ahora, ojo, hay un pret a porter de lujo, y está la línea de alta costura. Y no, yo creo que eso es un pret a porter de lujo, que un vestido puede costar promedio unos 3000, 3500 dólares. Que no tiene nada que ver con la alta costura”.

Finalmente, Adriana Barrientos mató a las joyas de cristales Swarovski tan utilizadas por las celebridades chilenas indicando enfáticamente que “¡El cristal de Swarovski es pobre, poh! Al lado de un brillante es pobre”.

Video Destacado

RECOMENDADO PARA TI

Dan a conocer que algunas invitadas a la Gala de Viña inflarían los precios de sus vestidos y accesorios

No se notó: Inesperado percance en el vestido de Kenita Larraín casi la deja fuera de la gala

Revelan que vestido de Tonka Tomicic ya había sido utilizado por destacada figura nacional