La terrible humillación que vivió esta madre en un aeropuerto te dejará sin palabras ¡Inaceptable!

Que pena…

Un episodio para el olvido es el que vivió una madre australiana de 33 años, llamada Katie Langan. Y es que lo que parecía ser un día extraordinario junto a su bebé y su esposo, terminó convirtiéndose en toda una pesadilla.

Todo sucedió cuando estaban en el aeropuerto de Londres-Heathrow a punto de abordar, pero un guardia de seguridad la retuvo y la obligó a botar la leche que se había sacado para darle a su bebé en el viaje.

“Estaba avergonzada y me sentí muy humillada. Tuve que explicarle sobre lactancia materna a un hombre que no quiso entender. Me quedé muy mal tras tirar toda aquella leche, porque le dediqué tiempo y fue bombeada con amor. Esto significa que la próxima vez que viaje lejos, mi bebé no podrá tener leche materna”, señaló entre lágrimas la mujer, según consignó Ayayay.tv.

Video Destacado