El honesto post de una madre sobre las mujeres que deciden quedarse en casa con sus hijos ¡Sacó aplausos!

¡No ha dejado indiferente a nadie!

Un honesto post se ha convertido en viral en Facebook identificando a muchas mamás. Se trata de un texto escrito por Ryshell Castleberry, una joven madre que ha debido lidiar con las preguntas que muchas personas le hacen respecto a su trabajo.

Y es que la mujer optó por quedarse en la casa cuidando de su pequeña hija a tiempo completo, algo que muchas personas le hicieron notar como incorrecto. Aburrida de la situación, decidió descargar su rabia a través de las redes sociales con el fin de que la gente tome conciencia del gran trabajo que conlleva la crianza de un niño.

Lee el post completo a continuación…

Mi esposa no trabaja

¡¡Mi esposa no trabaja!!

 

Conversación entre un marido (H) y un psicólogo (P):

P: ¿Qué hace para ganarse la vida, Sr. Rogers?

H: Trabajo como contador en un banco.

 

P: ¿Y su esposa?

H: Ella no trabaja. Ella es dueña de casa.

 

P: ¿Quién hace el desayuno para su familia?

H: Mi esposa, porque ella no trabaja.

 

P: ¿A qué hora despierta su esposa?

H: Se despierta temprano porque tiene que organizarse. Ella organiza el almuerzo para los niños, se asegura que estén bien vestidos y peinados, que desayunen, que se cepillen los dientes y que lleven todos sus útiles escolares. Ella se despierta con el bebé y le cambia los pañales y la ropa. Lo amamanta y prepara todas las comidas.

 

P: ¿Cómo llegan sus hijos a la escuela?

H: Mi esposa los lleva a la escuela, porque ella no trabaja.

 

P: Después de llevar a sus hijos a la escuela, ¿qué hace?

H: Por lo general, toma un tiempo para ver qué puede hacer mientras está fuera -para no tener que estacionar y luego volver a sacar el auto- como pagar las cuentas o ir supermercado. A veces se olvida de algo y tiene que hacer el viaje de nuevo. Una vez en casa, tiene que alimentar al bebé y amamantarlo de nuevo, cambiar su pañal y alistarlo para una siesta, ordenar la cocina y luego se encarga de lavar la ropa y limpiar la casa. Ya sabes, porque ella no trabaja.

 

P: Por la noche, después de regresar a casa de la oficina, ¿qué haces?

H: Descanso, por supuesto. Bueno, estoy cansado después de trabajar todo el día en el banco.

 

P: ¿Qué hace tu esposa por la noche?

H: Prepara la cena, atiende a mis hijos y a mi, lava los platos, ordena una vez más la casa, se asegura de que el perro esté lejos de la cena. Después ayuda a los niños con sus tareas, los prepara para dormir y se preocupa de que el bebé esté con sus pañales limpios, les da leche caliente, verifica que se cepillen los dientes. Una vez en la cama, se despierta con frecuencia para seguir amamantando y posiblemente cambiar un pañal si es necesario mientras descansamos. Porque ella no tiene que levantarse para ir al trabajo.

 

Ésta es la rutina diaria de muchas mujeres en todo el mundo, comienza en la mañana y continúa hasta altas horas de la noche … ¿Esto se llama “no trabajar”?

 

Cuando eres una dueña de casa no tienes diplomas, pero tienes un papel clave en la vida familiar.

Disfruta y aprecia tu esposa, madre, abuela, tía, hermana, hija … Porque su sacrificio no tiene precio.

Alguien le preguntó… ¿Eres una mujer que trabaja o es sólo eres una “dueña de casa”?

Ella respondió:

 

Trabajo en casa, las 24 horas del día…

Soy esposa,

Soy madre,

Soy una mujer,

Soy una hija,

Soy el despertador,

Soy la cocinera,

Soy la sirvienta,

Soy la profesora,

Soy la camarera,

Soy la niñera,

Soy una enfermera,

Soy una trabajadora manual,

Soy una oficial de seguridad,

Soy una asesora,

Soy una consoladora,

No tengo vacaciones,

No tengo licencias por enfermedad.

No tengo días libres

Trabajo día y noche,

Estoy de servicio todo el tiempo,

No recibo sueldo y …

Aún así, a menudo oigo la frase: –¿Pero qué haces todo el día?

Dedicado a todas las mujeres que dan sus vidas por el bienestar de sus familias

La mujer es como la sal: Su presencia no se recuerda, pero su ausencia hace que todo salga sin sabor.