¡Atentas! Los mitos y verdades que toda mujer debe saber sobre la menstruación

Para ninguna mujer es un misterio la serie de alteraciones que aparecen cuando nos llega nuestro periodo. Sin embargo, hay algunas en las que hay que tener ojo ya que no a todas nos afecta de la misma forma.

Existen muchas dudas en torno a la menstruación. Y es que no todas las mujeres vivimos de la misma manera el periodo que nos afecta una vez mes y en el que algunas nos sentimos extrañas, hinchadas y porque no decirlo, sensibles.

Es por esto que aparecen dudas con respecto a todo lo que se dice sobre nuestros períodos menstruales, ya que hay varios mitos o teorías sobre lo que efectivamente nos pasa o puede pasar cuando estamos menstruando, lo que genera miedos o cuestionamientos sobre el tema.

La menstruación dura en promedio entre 2 y 5 días y es la expresión del organismo frente a un intento de embarazo que no fue exitoso, ya sea espontáneo o intencional. El sangrado es la eliminación del tejido endometrial que se había desarrollado para sustentar el embarazo. La primera menstruación debiese llegar alrededor de los 12 años y la última a los 50.

Pero, ¿Cambia el ánimo cuando estamos menstruando? ¿Si no me llega la menstruación significa que estoy embarazada? ¿Las mujeres nos ‘contagiamos’ la menstruación si pasamos mucho tiempo juntas? El ginecólogo Carlos Gómez de EnSalud nos despeja algunas dudas acerca del tema.

A continuación, revisa los mitos y verdades en torno al tema:

– La menstruación sí está relacionada a ciertas enfermedades. En la actualidad, en promedio el número de ciclos menstruales supera los 450 a lo largo de la vida y cada ciclo implica profundos cambios hormonales y tisulares (en los tejidos). Estos últimos ocurren en el ovario, el útero y la mama y se asocia a que a mayor número de menstruaciones, especialmente antes del primer embarazo, hay una mayor exposición a un riesgo de desarrollar cáncer de mama y ovario, como también a la aparición de miomas.

– Nuestro estado anímico tiende a cambiar. Al no ocurrir el embarazo las hormonas producidas por el ovario caen en forma abrupta para iniciar un nuevo intento. Eso es justamente lo que produce cambios anímicos e incluso fisiológicos en las mujeres, con una intensidad que es variable dependiendo de cada una.

– Sí puede haber sangrado en otras partes del cuerpo relacionadas. Hay veces en que el tejido endometrial se produce fuera del útero y eso a la vez produce un sangrado ciego (sangrado interno que no vemos) donde este tejido se encuentre (ovario, trompa, otros) lo que genera dolor e incluso puede producir infertilidad.

– Si estamos embarazadas, NO puede haber menstruación. Ojo con esto, porque cualquier sangrado que se produzca durante el embarazo NO corresponde a la menstruación, por lo que debe ser estudiado.

– La menstruación SÍ se puede sincronizar. Por muy increíble que parezca ‘’cuando existe una convivencia diaria y cercana entre mujeres, los ciclos hormonales se sincronizan, lo que a veces se conoce como un ‘contagio’ de la menstruación. Esto se debe a las feromonas que viajan por el aire comunicando estados fisiológicos a distancia’’, cuenta el Doctor Gómez.

– Si no llega la menstruación, no significa que estemos embarazadas. La falta de menstruación o amenorrea puede tener varias causas, entre ellas, problemas hormonales (como el ovario poliquístico, que provoca un desequilibrio hormonal), uso de determinados medicamentos, alteraciones físicas del útero, exposición a radioterapia, alteraciones graves del peso corporal (pérdida o aumento) o estrés, ‘’Si existe una irregularidad en los ciclos, sus duraciones y la cantidad de sangre eliminada, se debe tomar como un aviso de posibles alteraciones. También la intensidad del dolor puede ser un signo de alteración subyacente’’, explica el especialista.

De todas formas, existan ciertos síntomas o no, el Dr. Gómez recomienda siempre realizarse chequeos una vez al año para descartar problemas o alteraciones, como el examen Papanicolau, la ecotomografía ginecológica y la ecotomografía Doppler color.

Video Destacado