Martín Cárcamo abre su corazón y realiza duro análisis de su separación matrimonial

El hecho ocurrió el año 2013, mismo año en que fue arrestado por conducir bajo los efectos del alcohol.

En el matinal de Canal 13, “Bienvenidos”, la llamada “Pregunta prohibida” ha llevado a que diversos rostros confiesen sus secretos más íntimos. Y esta vez fue Martín Cárcamo, el animador del programa, quien abrió su corazón.

Carla Jara le consultó, “Querido Martín, hace un tiempo tuviste uno de los años más rudos de tu carrera. ¿Qué fue lo más difícil de enfrentar: tu separación o que te llevaran preso?”. Ante lo que el partner de Tonka Tomicic le respondió, “Yo ese año, efectivamente, fue un año atípico en mi vida, porque todo lo que hice, en términos laborales, fue extremadamente exitoso. Mucho más de lo que yo pensaba que podía ser. O sea, el matinal fue número uno, Vértigo explotó y fue número uno. Me metí a coproducir películas. Gloria se ganó Berlín. Tuve contrato con Claro, con Paris. O sea, fue un año extraordinario en términos laborales, demasiado extraordinario. Cosa que también, obviamente, me demandó mucho trabajo, porque en todas esas cosas yo tenía un protagonismo muy importante y, además, pasaba que trabajaba con muchas personas. Tenía muchos jefes. Entonces, fue extraordinario. Pero al mismo tiempo, creo que fue el año más complejo de mi vida. Yo creo que las dos cosas nos las pondría a un nivel. La separación siempre va a ser peor que cualquier cosa, porque tiene un trastorno familiar muy fuerte. Y sentí que también me desequilibré emocionalmente, porque ahí se produce una cosa bien potente, que en el fondo lo que tú buscas, que tiene que ver con el desarrollo profesional, no he sido muy amigo del exitismo, pero sí del desarrollo profesional lo más posible, te pega por el otro lado. Te desequilibras”.

Más adelante Scalerth Cárdenas le señaló, “Cuál es tu centro hoy en día? ¿Cómo lograste superar todo esto y lograr un equilibrio? ¿Qué es tu cable a tierra, lo que te centra y te concentra en lo que para ti es realmente importante?”.

Y Martín continuó con su desahogo, “Lo que hice fue a volver a mi origen. Yo soy de la Quinta Región, de Viña, que llegó a la tele sin ningún pituto, pero que venía de un mundo nada que ver. Un mundo menos estresado. Y de repente empezó a funcionar todo bien. Empecé a crecer. Y cuando me pasa todo esto, y llego a mi peak, volví a mi origen. Entonces, primero, mi familia, mi centro, mi foco son mis hijos, mi pareja, la vida familiar que significan mis hijos; mis padres y mis amigos. Después de todo esto, empecé a juntarme mucho más con mis amigos del colegio. Volví a juntarme con ellos y volví mi centro, a mi origen. Mis hijos y mis padres son el motor. Y siento que ha pasado el tiempo, ha pasado harta agua debajo del puente. Quizás el proceso que puede haber durado diez, 15 años, en dos años, con estos golpecitos que me ha dado la vida, me ha hecho estar mucho más maduro, consciente y, sobre todo, mucho más consciente conmigo mismo, que va mucho más allá de la pega”.

Video Destacado