Mey Santamaría enfrentó su antiguo affaire con Marcelo Salas que gatilló su salida de “Moránde con compañía”

Ha pasado bastante agua bajo el puente.

Hace 12 años Mey Santamaría brillaba en la pantalla chilena como una de las musas de Kike Morandé en el llamado “estelar del pueblo”, “Morandé con compañía”. Programa desde donde se retiró en medio de una pelea que involucró a Marcelo Salas, ex futbolista que por ese entonces vivía un affaire con la cubana.

Todo comenzó porque Mey a pedido de Marcelo se había esmerado en vivir este romance alejada de la prensa. Hacían todo lo posible por arrancar de los paparazzis y nunca alguno de los dos habló del otro en TV, hasta ahora.

“¿Cómo definirías a Kike Morandé? Después del retrato desde el prejuicio, hasta lo que te tocó conocer ahí, en la dura, la firme”, le consultó Ignacio Franzani a Mey en su visita a “Mentiras verdaderas”, a lo que ella respondió, “¿Cómo lo definiría? Yo lo sentí muchas veces como un papá, fíjate. Muchas veces, incluso cuando yo tiré la toalla en Morandé, justamente porque me habían pedido que me riera y festinara; que me hiciera la loca y que lo tomara todo relajado”.

Para luego detallar, “Cuando yo dijera el chiste de que estaba embarazada con un ídolo de este país y yo respondí ‘yo no voy a hacer eso’. ‘¡¿Cómo que no vas a hacer eso?!’. No fue el Kike, fue otra persona. ‘¡¿Cómo no vas a hacer eso?! Tú tienes que hacer lo que digo yo, porque yo mando en este programa’. Yo le dije ‘tú estás muy equivocado. Puedo trabajar en lo que tú quieras, pero no voy a hacer algo que no estoy dispuesta. No estoy dispuesta a ponerme en la palestra, ya que me están dando por un caño por todos lados, a sentarme y a reírme de que estoy embarazada de Marcelo Salas. O sea, no. Yo tengo dignidad, yo me respeto, yo me quiero’, y todo”.

Tras este impasse la modelo se cambió de ropa y abandonó las dependencias del programa, tiró su celular a la basura y se desconectó de todo por una semana. “Cuando volví, que fue a hablar con el Kike, decía ‘pero Mey, por favor, si tú tienes que saber cómo es la televisión. Con el diario de hoy se envuelve el pescado mañana. Hay que tener cuero de chancho’. Y todas esas cosas él me decía como una forma de aliviar la angustia por la que yo estaba pasando en ese minuto. Porque me la vi muy mal”, sinceró la cubana que incluso pensó irse del país producto de la crisis de pánico que le vino tras este suceso.

 

Video Destacado

RECOMENDADO PARA TI

Esta es la divertida reacción de Jhendelyn Núñez al conocer al famoso “Negro de WhatsApp”

Divertido sketch de “El Muro” sobre las empresas que donan a la Teletón se tomó Twitter

¡Ya nada queda! Nuevo quiebre amoroso se toma la farándula local